Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cultura

 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Para qué sirve un diario

Cultura

 
 

Diseñar un diario es una pelea con el espacio y el tiempo. Un día no cabe en un diario. Falta espacio para tantas noticias por muy grandes que sean sus páginas. Diseñar un diario es una tensión con el texto y la imagen para ofrecer mejor información de la forma más atractiva. Walter Lippmann, uno de los grandes creadores del periodismo moderno, decía que "la calidad de las noticias en la sociedad es un índice de su organización social". La calidad del diseño es la medida de la organización del propio diario. El diseño periodístico es una forma de entender la información y la expresión de un concepto editorial claro. Sin esa claridad, lectores y periodistas están perdidos. Y un diario debe servir para orientar, nunca para confundir.

En la era de la cultura de la convergencia y del hipertexto, del texto enriquecido y conectado, un diario no puede ser plano. Y tampoco puede dirigirse a un único lector, con aquella autoridad con la que los viejos periódicos hablaban a sus lectores como si de un público homogéneo y sin capacidad de respuesta se tratase.

Un diario hoy debe ofrecer más espacio y herramientas para la elección de los lectores. Cuanta más libertad y más opciones tenga el lector, mejor cumplirá el diario su función de informar. Libertad para los lectores es también libertad para los periodistas. Para encontrar los estilos, los formatos y los elementos más apropiados para expresar la información, que además de estilo debe tener carácter, personalidad e intención en la era de la abundancia, cuando la comunicación nos rodea por todas partes pero siguen siendo imprescindibles las herramientas para aventar tantos datos, tanto ruido, y encontrar la mejor información.

La Nación estrena un paquete de cambios dirigidos a mejorar su diálogo con los lectores. Nuevos formatos que permitan al lector escoger la velocidad de lectura al tiempo que profundiza en la información. Mayor armonía tipográfica respetando la tradicional Bodoni, una fuente de enorme raigambre periodística, a la que se da contraste y limpieza con la tipografía Taz, una letra de palo seco con carácter. Aumenta la apuesta por el impacto visual, tanto con las imágenes como con la infografía y la propia tipografía. Un trabajo con todos los elementos del tejido de la información para mejorar la experiencia del lector y que pueda sentirse más cómodo y mejor informado. Y para ese fin la redacción se compromete todavía más con la edición y con su propio trabajo para ahorrar trabajo al lector.

El diario ya no es único. Además del papel está la web, y este nuevo paso de LA NACION las posibilidades de Internet se integran más naturalmente para ampliar su oferta a los lectores en cada una de sus secciones y páginas.

El diario que hoy se encuentran sus lectores quiere ser más suyo que nunca.

Quiere ser más LA NACION renovando su identificación con el periodismo de calidad y el buen texto. Sin miedo de decir lo que debe ser dicho y como debe ser escrito y mostrado. Por todo eso LA NACION de hoy no es más que un nuevo paso en una pelea constante por ofrecer un mejor diario y responder con la mayor diligencia y responsabilidad a las necesidades de sus lectores.

Para que sirva a la tarea diaria de estar mejor informado, con más criterio y alejando el aburrimiento de sus páginas y de la información. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYNarcotráficoInseguridadFeria del LibroLos números del IndecElecciones 2015