Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Empleos

 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Inclusión laboral

Capacitados para trabajar

Empleos

Una sociedad más inclusiva es posible. Para jóvenes con discapacidad intelectual, ahora hay cursos en la Universidad enfocados a empleos con apoyo

 
 

Cuando los jóvenes con capacidades especiales comienzan a trabajar, la familia y el entorno cambian su dinámica: hay un antes y un después del ingreso laboral. En la Argentina, para lograr la integración laboral se ocupan con ahínco diferentes instituciones que son punta de lanza para obtener la igualdad de oportunidades.

Una de ellas es la Facultad de Psicología y Educación de la Universidad Católica Argentina (UCA), que mediante un convenio con el Centro de Capacitación y Recursos de Apoyo para la Inclusión (Ccrai) organizó el curso Formación para el empleo en el ámbito universitario .

"Está dirigido a jóvenes de entre 18 y 30 años, con discapacidad intelectual, para que usen el espacio de formación de la Universidad con un programa que los estimula y acerca a la autonomía para incluirse a una actividad laboral exitosa", comenta la psicopedagoga Mariana Altamirano, coordinadora general del programa Educación Inclusiva de la UCA, y la terapista ocupacional Araceli López, cocordinadora del curso.

Se extiende durante dos años, tiene seis materias por cuatrimestre, dictadas por dos pedagogos, y al final se les entrega un certificado. Durante el último cuatrimestre realizan pasantías laborales en empresas, según el interés de cada joven. "Es una experiencia concreta de inclusión social más allá de lo pedagógico", agrega la especialista.

Para los estudiantes es su oportunidad. Entre ellos se encuentran Santiago González Salazar, Julieta Acuña, Agustín Metzger, Cecilia Haag, María Jazmín García Valenzuela, Ramiro Casedo (cuyo padre estudió Ingeniería en la UCA) y Diego Alejandro Zarza.

Ellos destacan que en la Universidad aprenden a estudiar para el futuro. "Nos gustan las materias e ir en el recreo al bar donde estamos con los chicos de las otras carreras. Este curso es importante porque nos va a servir para conseguir trabajo. Nuestra familia y amigos están muy contentos", resaltan.

En tanto, para otros estudiantes que actualmente trabajan, como Franciso Javier D´Estefano, que es asistente en un estudio de arquitectura; Vanina Goldfinger, que realiza una pasantía en un colegio parroquial; Delfín Perkins, que trabaja como cadete, y Melina Quereilhac, que trabaja en una escuela de Belgrano), éste es un ámbito especial, donde esperan seguir progresando. "Acá nos valoran, contamos con una credencial para usar todos los servicios de la Universidad y estamos orgullosos de compartir tiempo con los compañeros. Esto nos abre un futuro laboral, es una capacitación y una oportunidad", concuerdan.

"Admiro el entusiasmo con el que vienen a la Universidad", dice la licenciada en terapia ocupacional Laura Etcheverry. "Todos se esfuerzan en cada materia. El valor más importante de esta experiencia es el carácter inclusivo en este ámbito. Los padres están fascinados porque ven a sus hijos incluidos, compartiendo experiencias con otros universitarios."

Otro de los programas en la UCA se hace a través de Cascos Verdes, organización sin fines de lucro que desde hace dos años desarrolla un programa para que jóvenes con discapacidades intelectuales puedan acceder a estudiar en la universidad temas de medio ambiente. Con el fin de formarse como educadores ambientales, asisten en una primera etapa a la Universidad Católica Argentina, y luego, sobre fin de año, visitan colegios primarios y secundadios para enseñar a sus alumnos a cuidar el medio ambiente.

Con apoyo

En los últimos tiempos, en toda Europa, la tendencia de desarrollo de los servicios para personas con discapacidad tiene niveles cada vez mayores de integración. En España, en los últimos tres años, hubo 1400 inserciones de personas con discapacidad en empresas, 650 de ellas, con discapacidad intelectual. De paso por la Argentina para participar del 1er. Simposio Iberoamericano de Empleo con Apoyo, organizado por la fundación Discar, el director del Instituto Universitario de Integración en la Comunidad (España), Miguel Angel Verdugo Alonso, comenta que "en España existe un sistema de Empleo con Apoyo (ECA). Allí, es fundamental el rol de las organizaciones y sus preparadores laborales que, junto con la persona, familia y empresa definen el programa individual para una inclusión laboral exitosa. Esta estrategia ha facilitado empleo en empresas a personas con discapacidades significativas, en particular intelectuales, en toda la comunidad".

Según su experiencia desde hace 30 años Europa ha progresado en el empleo normalizado en este sentido, en la actividad pública y privada. "Se evolucionó a partir de la relación entre la maduración de las organizaciones y la apertura de las empresas al mundo de la discapacidad."

En tanto, en la Argentina, según Alba Crespo, directora del Area Discapacidad de la Fundación Pbro. Mario Pantaleo y directora general de Centro de Capacitación y Recursos de Apoyo para la Inclusión (Ccrai), "existe sobre un total de 7 por ciento de personas con discapacidad, un 12,1% con discapacidad intelectual. Al respecto, el principal problema es el desconocimiento de las empresas y organismos públicos en ver las posibilidades reales que tienen las personas con discapacidad intelectual para desempeñarse en puestos de trabajo con eficacia, responsabilidad y calidad".

Preparar a las personas con capacidades diferentes para enfrentar el reto laboral requiere un proceso. En la fundación Discar se ofrecen todas las herramientas para poner en marcha el Empleo con Apoyo. Según la fundadora y presidente de Discar, Victoria Shocrón, este sistema permite relevar puestos de trabajo, definir perfiles para ellos y seleccionar a la persona adecuada para ocuparlos. Ya ubicada en su puesto, se les brinda apoyo a ella y a la empresa durante toda su vida profesional.

Previamente, hay capacitación. "Mediante el Curso de Formación Laboral para la Integración a la Empresa, los jóvenes reciben una formación integral e individualizada. Se trabajan contenidos en relación con lectoescritura, cálculo y conocimientos tecnológicos; autonomía personal, como el manejo independiente en la vía publica, uso del dinero, y en relación con el mundo laboral, relaciones laborales, organización empresarial, aptitudes personales, armado de un currículum vitae.

"Las empresas han obteniendo resultados favorables en la contratación de personas con discapacidad, como por ejemplo un cambio de actitud de la mayoría de los trabajadores y directivos. Hay una visión positiva y valorada hacia estos nuevos trabajadores. Recibirlos conlleva asumir una responsabilidad, aceptar la diversidad y respetar la singularidad de cada persona."

Desde la Fundación Par señalan que ayudan "a que las personas con discapacidad motriz y/o sensorial, sin compromiso mental, consigan un empleo digno, mediante el Servicio de Integración Laboral (SIL). Ya concurrieron 8400 personas con discapacidad a una entrevista de trabajo; 2600 consiguieron un empleo y 110 comenzaron su propio emprendimiento. Y, más de 450 empresas gestionaron sus recursos humanos. También funcionamos como una consultora de empleo".Además, "el plan Empresas Inclusivas capacita y acompaña a las empresas. Creamos la conciencia entre los trabajadores y se planifica y ejecutan las reformas necesarias, políticas y edilicias, para generar un ambiente de trabajo abierto a la diversidad y libre de discriminación".

Jornadas de capacitación

La Fundación Pbro. Mario Pantaleo, junto con el Ccrai y la participación de Verdugo Alonso, realizó en agosto la I Jornada de Calidad de Vida en Empleo con Apoyo para personas con discapacidad; allí se concluyó que el empleo para personas con discapacidad debería estar en las agendas de los gobiernos y las empresas como responsabilidad social. En este mismo camino, del 21 al 23 de octubre la Fundación Discar organizó el I Simposio Iberoamericano de Empleo con Apoyo para difundir la modalidad de empleo de personas con discapacidad.

Verdugo Alonso comenta que "en la educación hay que comenzar trabajando con la familia de los discapacitados intelectuales para que apoyen la expectativa de una vida adulta activa para sus hijos. Y los educadores deben crear programas de transición hacia esta vida, que faciliten la integración laboral directa".

Datos útiles

  • Obra del Padre Mario Pantaleo, Centro de Capacitación y Recursos de Apoyo para la Inclusión (Ccrai), (011) 4779-2662, www.padremario.org
  • Universidad Católica Argentina, Facultad de Psicología y Educación, A. M. Justo 1500, (011) 4349-0200 int. 2822
Patricia Osuna Gutiérrez
TEMAS DE HOYLa muerte de Marisol OyhanartNarcotráficoInflación y preciosEl caso de Lázaro Báez