Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Glamorosa fiesta pop para Kylie Minogue

Brindó un recital repleto de éxitos

Lunes 17 de noviembre de 2008

Brillos, boas de plumas rosas y llamativos sombreros adornaban a algunos integrantes del público que se acercó anteayer al Club Gimnasia Esgrima para ver el show de Kylie Minogue. Y aunque en otro lugar podría ser visto como algo extraño, los pequeños toques de glamour en la vestimenta resultaron perfectos para el recital de la diva.

Con su particular combinación de sex appeal y encanto australiano, la cantante no decepcionó a aquellos que querían pasar un rato divertido, bailar y deslumbrarse con la sofisticación, que nunca abandonó el escenario. En las casi dos horas de show, Kylie cambió de vestuario seis veces, pasando desde un conjunto de fútbol americano rosa y blanco, un vestido marinero largo de lentejuelas azules hasta un look napoleónico, entre otros.

Una gran pantalla que hacía de fondo del escenario y un grupo de bailarines que se lucieron con vistosas coreografías aportaron al esplendor visual de un show dotado de un espíritu kitsch y decididamente concebido con el objetivo de divertir.

"Speakerphone", del último disco de Kylie, dio el puntapié inicial de un recital que se caracterizó por contar con una gran cantidad de hits. "Can´t Get You Out Of My Head", "In Your Eyes", "Kids", "Love at First Sight", "Step Back in Time", "Wow" y "In My Arms" fueron algunos de los temas que interpretó durante el show, en el que también incluyó sus propias versiones de "Copacabana" y "Bésame mucho". El éxito ochentoso "I Should Be So Lucky" fue el punto final de esta verdadera fiesta pop, capaz de hacer bailar a cualquiera.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.