Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Para equipar un hogar digital hay que gastar casi 14 sueldos

Una canasta de productos de tecnología cuesta US$ 5781; Colombia, el más barato

Miércoles 19 de noviembre de 2008
0

Para equipar un hogar con lo último en tecnología digital -un televisor de pantalla plana LCD, cámara fotográfica digital, home theatre con reproductor de DVD, teléfono celular inteligente, una notebook o computadora portátil equipada con software de juegos y una consola de videojuegos- un argentino tiene que desembolsar casi 14 sueldos promedio, según el informe que realiza regularmente la consultora Marco.

Esto transforma a la Argentina en el país más caro de la región para adquirir tecnología. Colombia y Chile están en el otro extremo, ya que sólo hacen falta 7,07 y 7,72 salarios promedio, respectivamente. En Brasil se necesitan 9,47 salarios y en México, 9,02.

Medido en dólares, el precio de esta canasta digital en el país asciende a US$ 5781, mientras que el salario promedio es de 418 dólares.

En Brasil la canasta vale 5075 dólares, mientras que el sueldo es de 536 dólares; en Chile hay que pagar 4016 dólares y el sueldo promedio asciende a 520 dólares; en Colombia hay que desembolsar 3534 dólares y el salario es de 500 dólares, mientras que en México el valor de la canasta es de 4508 dólares y el salario promedio también es de 500 dólares.

Esta es la quinta edición del estudio, que se realiza dos veces al año, en mayo y en noviembre. El índice resulta de relevar los precios de los equipos mencionados ofrecidos al público y compararlos con los sueldos promedio de cada país, según el organismo que lleva las estadísticas oficiales en cada país. En la Argentina se toman las mediciones del Indec.

Si bien la Argentina sigue siendo el país más caro de la región, el relevamiento indica una mejora en relación con la medición anterior, ya que entre mayo y noviembre de este año la cantidad de salarios necesarios para adquirir la canasta del hogar digital subió un 11%. En cambio, en los otros países la canasta subió un 27% en Brasil, un 48% en Chile y un 53% en México, siempre en relación con la cantidad de sueldos promedio necesarios para comprarla. Sobre Colombia, al ser la primera vez que se incorpora a la medición, no hay registros para comparar.

En mayo de 2007, en la Argentina hacían falta 14,7 salarios para acceder a la misma canasta. En mayo de este año, la cantidad necesaria decreció a 12,4 salarios. Esa tendencia se registró en todos los países: luego de una baja en mayo de este año, la canasta volvió a subir, aunque no alcanza el mismo nivel que en 2007.

Así, en mayo del año pasado en Brasil había que desembolsar 10,4 salarios, que un año después pasaron a 7,5; en Chile, de 6,8 sueldos pasó a 5,2; y en México, de 7,8 a 5,9 salarios.

Conclusiones

Según las conclusiones de los técnicos de Marco, el aumento en el precio de la canasta digital en todos los países se debe a que hay más productos en oferta, con tecnología más nueva a precios más caros, al tiempo que los salarios de los trabajadores no crecen a la misma velocidad.

Otro factor es la política arancelaria de cada país. En Chile, por ejemplo, la carga impositiva de los productos importados es mucho menor que la que aplica la Argentina.

El rubro que sigue siendo menos accesible en los cinco países es el de los aparatos de imagen, integrado por el televisor de LCD y la cámara de fotos digital. En Brasil, Chile, Colombia y México tienen un costo en salarios similar (entre 3 y 4), pero en la Argentina casi se duplica: hay que contar con 7 salarios promedio. En cambio, en el rubro de tecnología de la información (integrado por la computadora portátil con software incluido), que hasta la medición anterior registraba una diferencia abismal entre la Argentina y el resto de los países, en la actual edición muestra una mayor homogeneidad en la cantidad de salarios: demanda entre 1,5 y 3 sueldos en los diferentes países.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas