Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Internet y el auge de la política 2.0

Ricardo López Göttig Para LA NACION

Viernes 21 de noviembre de 2008
0

¿Dónde se reúnen, cómo se encuentran, cómo transmiten sus mensajes? En su momento, las protestas contra la decisión gubernamental de aumentar los impuestos a la exportación agraria y, ahora, contra la estatización de los ahorros previsionales, han tenido como escenario de expresión los blogs y el fenómeno del facebook , una red virtual de contactos de escala planetaria.

Los blogs generan su propia información, con fotos, opinión e intercambio agitado de ideas. Facebook , por otro lado, complementa esto con la creación de comunidades para intercambiar información sobre los lugares y horarios de las protestas. Van por fuera de los canales tradicionales de los medios de comunicación, aunque buscan influir y aparecer en ellos.

Esta nueva modalidad de articulación de ideas en un escenario intangible, abierto y veloz es la expresión de lo que se está aproximando a pasos agigantados: la política 2.0, que, en términos del especialista Gustavo Martínez Pandiani, supone la "revancha del receptor". El ciudadano deja de ser un actor pasivo para asumir un papel activo, protagónico, generador de información y opinión en el ágora electrónica.

Las recientes protestas contra la estatización de los ahorros previsionales surgieron vía facebook , donde se formaron varias comunidades de oposición al nuevo proyecto gubernamental.

Unificaron a personas que ya tenían convicciones comunes y expandieron su mensaje a varios miles, superponiéndose en un ámbito a veces anárquico, pero extraordinariamente multiplicador.

¿Qué significará la política 2.0 en el futuro inmediato? Debería llamar a la rápida reflexión de los políticos tradicionales, que han hecho que sus partidos se convirtieran en estructuras verticales, cerradas y anquilosadas, sin competencia interna. Este despertar ciudadano es una buena demostración de que los argentinos, muy lejos de ser abúlicos en cuestiones políticas, buscan canales dinámicos para articular sus demandas y propuestas, anhelando interacción genuina con quienes pretenden ser sus representantes.

Muchos legisladores ya están en facebook y tienen sus propios blogs. Son de la oposición y, en menor grado, del oficialismo.

Responden las inquietudes de sus conciudadanos y le dedican parte de su tiempo a esta tarea. Este es, pues, un cambio de actitud elogiable, puesto que ahora la prioridad es escuchar, provocar la reflexión compartida y participar del debate fecundo. Quizá la política 2.0 venga para rescatar el ideal de los fundadores de la República, que soñaban con una sociedad civil vigorosa, protagónica y capaz de crear sus propias oportunidades de cambio y progreso.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas