Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Malán: comparar Brasil con Rusia es de mala fe

Bancos de inversión minimizan la crisis rusa y sólo le temen a México

Martes 18 de agosto de 1998

SAN PABLO.- El ministro de Hacienda brasileño, Pedro Malán, dijo ayer que quien equipara a Brasil con Rusia "hace una comparación ingenua o de mala fe". Y negó la posibilidad de que el país sea el próximo en caer. "No hay ninguna razón para pensar en una contaminación con la crisis rusa", dijo.

En tanto, el ex presidente del Banco Central Gustavo Loyola opinó que el pedido de moratoria de Rusia provocará un "temblor pasajero". Y aseguró que lo ocurrido preocupa menos al Brasil que la crisis de Asia.

Aunque resaltó que la economía brasileña está menos comprometida que en otras ocasiones, auguró una caída de precios en los activos brasileños en el mercado (bonos). Ayer, con un pésimo ambiente externo, el índice Bovespa, de la Bolsa de Valores de San Pablo, cerró con una baja de sólo 1,53 por ciento.

Tres prestigiosos operadores consultados aquí aseguraron que hay posibilidades de que el índice paulista se recupere esta semana -o que al menos no caiga más-, aun con la persistencia del efecto vodka. Aseguran que, con la variación negativa de casi 20% en lo que va del año, ya se llegó al piso.

Pero piden mucha atención con otro emergente que ya provocó sacudones en la Argentina en 1995: México. "No nos preocupa la Argentina, que tiene calificaciones de riesgo mejores que el Brasil. El problema es México: si llega a tener problemas, nos va a afectar tanto a los brasileños como a los argentinos", dijo a La Nación Paulo Mallman, director del Big Banco, especializado en inversiones.

Pero con respecto al Brasil, el ejecutivo demostró puro optimismo, a pesar de haber recibido pocas horas antes la novedad de una devaluación con moratoria en Rusia. "Lo que les digo a mis clientes es que no veo al país afectado por estas turbulencias. Lo único que asemeja nuestros mercados es que los dos somos emergentes. Pero las diferencias son muchísimas." Mallman dijo que la única consecuencia que puede traer esta crisis es la dificultad para emitir nuevos bonos, lo que dificultará la captación de recursos. Pero "la victoria segura de Fernando Cardoso es una tranquilidad, porque eso asegura la profundización de las reformas para el próximo año".

Brasil posee casi 70.000 millones de dólares de reservas, más otros tantos miles de millones por entrar como pago por la privatización de Telebrás. Desde el inicio del plan Real ya devaluó más de 35% su moneda, y en los últimos doce meses tuvo apenas 4,5% de inflación, la más baja de las últimas décadas.

"Situación confortable"

Pedro Thomazzoni, trader del Lloyds Bank, dijo que "el mercado accionario brasileño ya estaba preparado para esta crisis". Y que por eso se encuentra "over-sold" (sobrevendido). "Entonces, ahora lo que podemos esperar es una recuperación", agregó.

Lo que el corredor consideró alarmante fue la moratoria pedida por Rusia, "porque eso produce un malestar generalizado con todos los países emergentes".

Aun así, Thomazzoni estimó que la situación del Brasil "es confortable, porque de toda América latina es el que tiene más caja para defender su moneda". Y recomendó, como Mallman, prestarle atención a México, "que está en una situación delicada".

El ejecutivo del Lloyds dijo que no es pesimista con Bovespa, porque el problema ya está en los precios. "En los últimos quince días ya hubo una caída violenta. Ahora pasa por ahí."

Por Luis Esnal (Corresponsal en Brasil)

Te puede interesar