Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El gobierno porteño empieza a recibir pilas usadas

Pondrán a disposición contenedores especiales en todos los CGPC; Greenpeace considera la medida como insuficiente

Lunes 24 de noviembre de 2008 • 17:04
0
Por Guillermo Tomoyose De la Redacción de lanacion.com gtomoyose@lanacion.com.ar

A partir de este lunes, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires comenzó una campaña de recolección de pilas y baterías agotadas. Esta iniciativa permitirá a los porteños depositar estos residuos en contenedores especiales ubicados en todos los Centros de Gestión y Participación Ciudadana ( CGPC ).

"Este plan esta apuntado a la gente que acumuló pilas sin distinción de ningún tipo, alcalinas, reciclables, si contenían o no mercurio", dijo Andrés Grippo, vocero de la Agencia Protección Ambiental del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. La recolección comprende pilas de cualquier tipo y tamaño, recargables, baterías de notebooks, cámaras de fotos, teléfonos celulares, entre otros dispositivos.

Foto: LA NACION

Los fabricantes o importadores de estos productos estarán obligados a presentar, a partir de febrero de 2009, un plan detallado sobre la gestión de las pilas y baterías recargables agotadas.

Diferentes tipos de pilas

La Agencia de Protección Ambiental hace dos distinciones sobre las pilas secas, primarias y secundarias. Aquellas que no son recargables las denominan primarias, comúnmente son las de formas cilíndricas de carbón-zinc, litio y alcalinas. Consideran que, al estar libres de mercurio, pueden descartarse con la basura domiciliaria.

Las pilas secundarias son aquellas que son recargables y que pueden ser recicladas. No pueden ser desechadas junto a la basura domiciliaria y los fabricantes e importadores de estos artículos deberán presentar al gobierno de la ciudad un plan de gestión sobre su disposición final.

Todo lo recolectado no será el reciclado, ya no se realizará una distinción sobre pilas primarias o secundarias. El material acumulado se dispondrá en rellenos de seguridad acondicionados, diferentes a los rellenos sanitarios.

Sobre este punto, Grippo indicó que están evaluando ubicaciones junto a las autoridades de la provincia de Buenos Aires, y que también están contemplando alternativas en otros puntos del país.

Para Greenpeace es una medida insuficiente

La ONG Greenpeace considera que es insuficiente una medida de este tipo. "Hay que poner énfasis en la responsabilidad de los productores de los artículos electrónicos, no sólo en la fabricación de pilas", dijo Rosario Espina, coordinadora de la Campaña de Residuos de Aparatos Electrónicos y Eléctricos de Greenpeace.

Asimismo, dijo que ningún tipo de pila debe formar parte de los residuos domiciliarios. "Que una pila no contenga mercurio o cadmio no significa que deje de ser peligrosa. Aquellas que contienen litio, por ejemplo, deben tener un tratamiento especial".

Comentó que existe un proyecto de ley que abarca la gestión de los residuos de los aparatos eléctricos y electrónicos a nivel nacional. Fue presentado en el Senado por Daniel Filmus , que preside la comisión Ambiente y desarrollo sustentable.

"Estamos abiertos a colaborar con una ley nacional que reglamente y especifique la recolección, reciclado y posterior disposición de estos componentes", dijo Andrés Grippo al ser consultado por los alcances delimitados de las medidas que están aplicando en la ciudad de Buenos Aires.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas