Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tecnología satelital, aliada del pasto

Su aplicación permite conocer de manera objetiva cuáles son los campos que realizan una mejor conversión de los forrajes en carne; "podemos hablar de una ganadería de precisión", sostuvo el especialista Fernando Canosa

Viernes 28 de noviembre de 2008
0

La tecnología satelital permite conocer de manera objetiva cuáles son las empresas que realizan una mejor conversión de pasto en carne.

Esta información, remitida mensualmente, proviene de datos satelitales que son transformados en producción de forraje gracias a un trabajo previo de comparación entre datos de cortes a campo y datos satelitales.

Martín Oesterheld y Mariano Oyarzábal, de la Facultad de Agronomía de la UBA, y Fernando Canosa y María Cruz De Angelis, de Aacrea, llevan adelante la aplicación de esta tecnología en el país, con singular éxito.

Según los especialistas, no se disponía, hasta hace un tiempo, de información desglosada para tomar decisiones de manejo en el ámbito ganadero y, por lo tanto, existía ese problema que se enfrentó a partir de 2000. Así, los sistemas remotos, los satelitales o la información satelital permiten estimar la producción de pasto con detalle".

Agregaron que esta herramienta tecnológica, que empezó a desarrollarse a fines de los 90 entre la Facultad de Agronomía y los grupos CREA es un trabajo mancomunado que incluyó a productores y asesores de la zona sudoeste, lo cual permitió arribar a una herramienta de un uso muy práctico. Esto es así porque hoy en día los productores están logrando saber lo que produjo el campo siete u ocho años atrás.

El grupo de investigadores interpreta todo lo que suministra el satélite y, a través de la información de campo, la transforman en cantidad de kilos de materia seca que produce el pasto.

Así, en un campo de determinada zona, se le da todos los meses al productor la información correspondiente, ya que desde el 2000 para acá están calibrados los recursos forrajeros en ese lugar y se le dice al ganadero: "Mirá, tu campo produjo tantos kilos de pasto y eso vos lo podés juntar con información meteorológica, con lluvias, con temperaturas y podés, incluso, pensar en algún tipo de pronóstico de producción de pasto hacia adelante".

La información se da por campo y por potrero, por lo cual permite conocer más íntimamente los recursos que tiene el campo y, de esta manera, poder ajustar todo lo que hace a las cargas y la época del año en que conviene pastorear; es decir, permite hacer una proyección y una presupuestación de la utilización del pasto mucho más ajustada. "Es lo que yo digo, marketineramente, una «ganadería de precisión», porque nos permite estar trabajando mucho más en detalle y en forma mucho más ajustada", agregó Canosa. "Es una incorporación tecnológica para dar un salto productivo", coincidieron en destacar los especialistas. El paso que se dio este año fue sumar a este modelo de funcionamiento entre la Facultad de Agronomía y Aacrea el hecho de trasladarlo o transformarlo en un laboratorio coordinado por María Cruz De Angelis.

La idea es tener un servicio; la Facultad de Agronomía sigue trabajando en todo lo que es investigación, en desarrollo y la profundización de este método, y Aacrea da un servicio a los miembros CREA y a los productores ganaderos no CREA. Según los técnicos, es un servicio totalmente abierto, y esto es sumamente importante. "Porque se está poniendo a disposición de los productores ganaderos de todo el país una herramienta que ayuda a gestionar mucho mejor el pasto de sus campos", aclara.

En todo el país

Oyarzábal destacó que "el satélite es el Modis y de la NASA, y permite monitorear cualquier área del terreno". Y añadió: "De hecho, nuestro trabajo hasta la actualidad involucra unas 1.200.000 hectáreas en todo el país. Hay muchos campos en la Patagonia con este sistema y muchos otros en Buenos Aires [la mayor cantidad]. Además, hay algunos en Uruguay, en Corrientes, e incluso hay ciertas iniciativas en Santiago del Estero".

"Esto se desarrolló más fuertemente en Buenos Aires y en la Patagonia, pero la idea es, a través de esta alianza, poder desarrollarlo en todo el país", finalizó Canosa.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas