Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mix frente al Paraná

Comenzó el reciclado de la ex Maltería Safac, en Rosario, para viviendas con amenities, parque y oficinas independientes

Miércoles 03 de diciembre de 2008
0

Rosario ha encontrado nuevos sectores para destino residencial en sus antiguas zonas industriales. Así lo confirman desarrollos como Puerto Norte, que fue la Maltería Safac desde 1947, y desde 1890 hasta 1930 primera refinería de azúcar del país, donde surgió en 1905 el célebre barrio Refinería.

Con una superficie de cuatro hectáreas sobre la barranca del río Paraná, el conjunto Forum Puerto Norte cuenta con proyecto y seguimiento de obra del Estudio Manteola, Sánchez Gómez, Santos, Solsona, Sallaberry Arquitectos,  desarrollo de TGLT Real Estate y gerenciamiento de obra de Syasa. Los principales asesores fueron: en paisaje, la arquitecta Cora Burgin, y en estructuras, el ingeniero Alberto Fainstein. Como profesionales locales se desempeñan Edgardo Berman y su equipo.

En la arquitectura industrial preexistente se conservan valiosos lugares y construcciones recuperables para nuevos usos que guardan parte de la historia urbana y la memoria de los rosarinos.

"El proyecto relaciona dos épocas y dos estéticas deslindando claramente la preexistencia de lo nuevo y buscando un diálogo entre los dos lenguajes. La arquitectura industrial, en un conjunto tan grande, brinda una calidad ambiental que los edificios contemporáneos aislados no poseen", comentó la arquitecta Flora Manteola a LA NACION.

Con esta premisa, se mantuvo la plaza central, de gran valor en su escala y atmósfera. En tal sentido, la inserción de nuevas construcciones dentro de un conjunto tan caracterizado implica mantener un delicado equilibrio que no quiebre ese clima que proviene tanto de los edificios de valor patrimonial como de los espacios generados entre ellos. Básicamente, éstos son la rambla, con su paredón sobre el río, y la plaza central, donde se genera un ambiente de frescura y tranquilidad que los proyectistas se proponen reforzar.

"Pocas veces existe la posibilidad de vivir cerca del centro de una ciudad y contar con un paisaje tan apacible y a la vez cambiante, ya que el puente se ilumina, pasan las barcazas y hay movimiento", agregó Manteola.

Plaza, rambla y edificios

Dada la fuerte presencia de instalaciones industriales y el tejido urbano discontinuo, fue fundamental en el proyecto crear un ambiente reconocible y simbólico del conjunto: la plaza central rodeada de edificios, y la piazzetta abierta hacia el Paraná. Todos los volúmenes están vinculados con estos espacios, y los definen a partir de fachadas diferentes, nuevas e históricas, intercaladas. La arquitectura define tanto el portal de entrada al conjunto, desde la avenida Carballo, como el portal hacia el río: una loggia de 8 metros de altura con áreas de esparcimiento que comunica con la plaza abierta hacia el río.

El proyecto del conjunto se apoya en la organización industrial en tiras Este-Oeste, perpendiculares al río, presente en la memoria rosarina, despejando intervenciones parciales posteriores a la construcción de la Maltería.

Se priorizó el uso para viviendas, con 380 unidades en siete edificios, con tipologías desde monoambientes en el antiguo paredón sobre el río hasta lofts; se pensó en todos los tipos posibles de familias actuales. La altura no supera los 32 metros en las dos torretas nuevas. Un solo edificio se destinó a oficinas, con acceso independiente del resto del conjunto mediante un basamento, antigua portería y casas de la Maltería. En la parquización se recurrió a ceibos y sauces, y se repitieron los árboles existentes.

El proyecto incluye pileta descubierta, ubicada en la estructura de un antiguo silo, sobre el prado norte, expansión del conjunto; la pileta cubierta climatizada semiolímpica, exteriormente de base curva apoyada plásticamente sobre una columna central; área de juegos y pesca; salón de usos múltiples con vista al río, y una guardería de lanchas construida en una antigua estructura enterrada, de 30 metros de diámetro por 11 de altura, que permitirá a los habitantes del conjunto bajar por el ascensor desde las viviendas y tomar sus lanchas  para salir a navegar.

Algunas cifras

Superficie total edificable: 254.800 m2

Espacio público aportado a la ciudad: 42.500 m2

Calles y avenidas nuevas: 2500 m lineales

Superficie para vivienda y equipamiento: 22.750 m2

Dimensiones del predio: E-O: 257 m / N-S: 195 m (costa del río)

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas