Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dibujante de los olvidados

El ilustrador Rodolfo Fucile presentó su libro "Artistas Irrelevantes", en donde retrata los momentos más importantes de personajes imaginarios y marginales que no llegaron a trascender; en su blog, sus seguidores sugieren historias y nuevas aventuras para sus personajes perdedores y olvidados

Sábado 06 de diciembre de 2008 • 01:44

El firmamento de las estrellas es el lugar al que pocos llegan. Ese camino espinoso deja a su costado a cientos de artistas que, a punto de llegar o aún antes de iniciar el viaje imaginado hacia el éxito, son rescatados del olvido por la mano hábil y la creatividad del ilustrador Rodolfo Fucile, recopilados en su libro "Artistas Irrelevantes".

"Tengo cierto interés por el fracaso", dice Fucile, 30 años, en su pequeño estudio al que el sol pega de pleno por la tarde, cuando intenta explicar cómo se le ocurrió comenzar con los dibujos de personajes desconocidos y que nacen de su imaginación.

cerrar

Ese abanico de personajes, que primero volcó en su blog , se abasteció del ida y vuelta que los cibernautas le dejaban en los comentarios. Muchos de ellos hasta sugirieron historias y personajes y otros "escribían ideas desopilantes y escenas finales diferentes; incorporé algunas de ellas porque estaban muy buenas".

Admirador de dibujantes como Enrique Stein, ilustrador de la revista El Mosquito, y Fontanarrosa, Fucile cuenta que sus trabajos a veces empiezan por un dibujo al que después le agrega el texto y viceversa.

Así, se puede encontrar en su libro al imaginario "célebre actor y asesino serial John Douglas James" un homicida devenido en actor que triunfó en Hollywood, pero que le traía problemas a los productores porque cambiaba las armas de utilería por otras de fuego real. Los problemas judiciales y los costos de esos asesinatos en más de 40 películas lo llevaron al ostracismo. Los chismes de la época decían que James "acostumbraba liquidar a los integrantes del equipo técnico".

Otros artistas, entre una amplia gama de trasnochados, pueden ser encontrados en las páginas del libro: El payaso Bufeta, Los primos Botana, la artista plástica Clara Darkness o Emerson Valdivia, un dibujante que escapa de la justicia y cambia de nombre cada semana.

Cada personaje llega con una biografía que da cuenta de la irrelevancia de ese artista frustrado y cómo se llegó a ese fracaso que no le aportó nada a la cultura, ni al arte, ni a nada.

Ahí, tal vez, se revela lo trivial como una forma relevante y maravillosa del rescate irónico de Fucile.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.