Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mujeres con una vida dedicada al libro

Por Susana Reinoso

Jueves 18 de diciembre de 2008

El convite fue en el Museo Roca, a instancias del editor Isay Klasse y la Asociación Iberoamericana de Mujeres Empresarias (AIME), con el objeto de dialogar sobre las perspectivas y los negocios en las ferias internacionales del libro, cuya visibilidad ha crecido en el mundo con la expansión de la madre de todas ellas: la Frankfurter Buchmesse (Feria Internacional del Libro de Francfort). Esta muestra vende su know how a otras que comienzan a sentar sus reales en países que encuentran en la industria editorial, un camino para difundir su cultura y hacer negocios con ello. Por caso, los Emiratos Arabes o Dubai. Las invitadas al debate fueron la presidenta de la Unión Internacional de Editores, Ana María Cabanellas; la directora de la Feria del Libro de Buenos Aires, Marta Díaz, y la directora editorial de Edhasa, Gloria Rodrigué. Son tres mujeres que han dedicado su vida al libro.

* * *

Marta Díaz expresó que quien vende una Feria, vende una ciudad y un país. Y subrayó que las ferias son una herramienta ideal para la promoción y la venta editorial, porque en un corto tiempo se concentra la demanda y la oferta. Al tiempo que destacó, entre las muestras más relevantes del mundo, además de Francfort, la de Guadalajara, en México; la infantil de Bolonia, en Italia, y BEA (Book Expo America), en Estados Unidos. Cabanellas puso de relieve que, desde la Unión Internacional de Editores, creada en París hace dos siglos, se trabaja en campañas de lectura en todo el mundo, se protege la libre circulación y el derecho de autor (en jaque con Internet) y se capacita a editores de países emergentes. Por ejemplo, Georgia o Senegal, países donde a poco que los conflictos politicos se tranquilizan, florece un interés por editar y por leer libros. Para Gloria Rodrigué, si bien nadie quiere estar ausente en las Ferias, porque allí se cuecen todas las novedades editoriales y se conoce a todos los editores, agentes literarios y distribuidores que hay que contactar, hoy nadie espera una feria para vender un autor o una novela. Por eso, con vistas al lugar de honor de Argentina en Francfort 2010, resulta necesario que, apenas despunte 2009, el país se apunte a a subsidiar programas de traducción, para que en dos años, el protagonismo en la ciudad alemana sea de los autores y la literatura argentina.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.