Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

La Justicia ordenó la libertad de Alfredo Astiz y del "Tigre" Acosta

Política

La Cámara Nacional de Casación Penal dispuso la liberación de los ex capitanes de navío y otros nueve procesados por violaciones a los derechos humanos; la excarcelación "no se hará efectiva de manera inmediata"

La Cámara Nacional de Casación Penal dispuso la libertad de los ex capitanes de navío, Alfredo Astiz y Jorge "El tigre" Acosta y otros nueve marinos procesados por violaciones a los derechos humanos aunque la decisión "no se hará efectiva de manera inmediata" porque antes deben fijarse las cauciones a los detenidos, anticiparon fuentes judiciales.

Astiz, Acosta y los otros marinos acusados por violaciones a los derechos humanos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) durante la última dictadura militar, deberán esperar las cauciones que dispondrá el juez federal Sergio Torres para poder obtener el beneficio dispuesto por la Cámara de Casación Penal.

Además de los capitanes de navio, obtuvieron la excarcelación los ex oficiales de la armada Raúl Scheller, Juan Carlos Rolón, Jorge Rádice, Raúl González, Ernesto Weber, Antonio Pernías, Víctor Cardo, Alberto González y Néstor Savio.

El fallo de la Sala II de ese tribunal se basó en el tiempo de detención sin sentencia de los represores.

Queja por las condiciones carcelarias. El ex marino, imputado en varias causas por crímenes cometidos durante la última dictadura militar, había presentado en abril pasado una queja ante la Justicia debido a sus condiciones de detención.

El ex jefe de la ESMA, el mayor centro clandestino de detención de esos años, había manifestado que estar alojado en el pabellón denominado de "lesa humanidad" de la cárcel de Marcos Paz le provocaba "efectos psicofísicos".

En una carta manuscrita de cinco carillas que la defensora oficial Verónica Blanco adjuntó a los expedientes en los que está imputado, el represor explicó que su alojamiento en una cárcel común es parte de una "persecución jurídico-política", a la que afirma estar sometido "desde hace muchísimo tiempo".

En tanto, Astiz aguardará en libertad el comienzo del juicio oral en la causa que investiga los crímenes de las monjas francesas Alice Domon y Léonie Duquet, secuestradas durante la dictadura militar.

Cárcel común. Acosta y otros militares acusados de secuestros, asesinatos y torturas que se encontraban alojados en el Instituto Penal de las Fuerzas Armadas fueron trasladados a cárceles comunes por decisión del juez federal Sergio Torres, a cargo de la megacausa que investiga los crímenes cometidos en la ESMA entre 1976 y 1983.

La medida fue dispuesta después de la extraña muerte del subprefecto Héctor Febres, envenenado con cianuro mientras cumplía su prisión preventiva en una dependencia de la Prefectura en el Tigre. Todavía no se determinó fehacientemente si fue un suicidio o un asesinato.

"Esta situación [en relación con estar detenido en una cárcel común] me agravia en grado sumo y ataca mis derechos personalísimos", había indicado.

Entre otros casos, Acosta está procesado por el secuestro y desaparición de la fundadora de Madres de Plaza de Mayo, Azucena Villaflor de De Vicenzi, y de las monjas francesas Alice Domon y Leonie Duquet.

Según varios testimonios de sobrevivientes de la ESMA, Acosta solía jactarse delante de ellos de ser Dios. "Yo decido quién se va al «cielo»", solía decir, en relación con los denominados "vuelos de la muerte" desde los cuales arrojaban detenidos al mar. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYConsejo de la MagistraturaLa relación EE.UU. - CubaEl caso Mariano BeneditElecciones 2015