Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Comienzan los trabajos para reflotar el aviso Somellera

Martes 25 de agosto de 1998

El Servicio de Salvamento y Rescate de la Armada, a cargo del capitán de fragata Diego Miles, iniciará hoy, a las 8, las tareas para reflotar el aviso Comodoro Somellera, que se hundió en el canal de Beagle, en la Base Naval de Ushuaia, el 19 del actual. El accidente se produjo por una colisión con el aviso Suboficial Castillo, que concluía su participación en los primeros ejercicios navales con Chile.

Se estima que las tareas demandarán entre 8 y 12 horas porque para que el buque recupere su flotabilidad, debe ir sacándose el agua de manera pareja. El aviso Somellera está hundido de popa y escorado (ladeado) sobre estribor (derecha), sobresale del agua parte de la proa y el puente.

La avería causada por la embestida del aviso Castillo se produjo en la zona de la sala de máquinas: una abertura de 3,5 metros de alto, con anchos variables entre los 40 y los 20 centímetros.

Debido a que el boquete llega casi a la altura de la quilla, apoyada sobre el fondo del canal de Beagle, los buzos tuvieron que construir un túnel en la arena para poder trabajar. Durante el fin de semana se sellaron la avería y las entradas de agua del buque para poder efectuar el operativo de reflotamiento que consistirá en la instalación de bombas de achique y de aire, para ocupar el espacio que dejará libre el líquido, lo que permitirá que la nave suba a flote.

La obturación de todas las salidas del buque -ojos de buey (ventanas), ventilaciones, tomas de aire, puertas de acceso- se efectuaron con planchuelas adosadas como si fueran parches.

Una vez que vuelva a flotar, el aviso Somellera será revisado completamente para medir los daños de su hundimiento. Se estima que será trasladado a la Base Naval de Puerto Belgrano, donde se lo pondría en un dique seco para reparar todos los daños. El trabajo demandaría entre dos y tres meses.

Durante un diálogo telefónico con La Nación , el capitán de fragata Miles,confirmó que no fue necesario retirar el combustible del barco. Se obturaron los venteos para evitar inconvenientes. Además, de manera preventiva se colocaron alrededor del buque esponjas especiales con capacidad de absorber combustible y liberar agua, para evitar la contaminación de las aguas del canal de Beagle.

María Elena Polack

Para verVideos recomendados
Operario destruye avión con excavadora

Operario destruye avión con excavadora

El caso Lázaro Báez, por Hugo Alconada Mon

El caso Lázaro Báez, por Hugo Alconada Mon

Programa completo LA NACION pm - 28/04/16

Programa completo LA NACION pm - 28/04/16

Entrevista completa a Pablo Avelluto

Entrevista completa a Pablo Avelluto

Te puede interesar