Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las discográficas quieren cortarle Internet a los "piratas"

Luego de varias acciones legales contra las personas acusadas de intercambiar archivos la industria decidió cambiar su estrategia; dudas sobre cómo afecta esto la privacidad de los usuarios

Viernes 19 de diciembre de 2008 • 20:19
0

La Asociación de la Industria Discográfica de los Estados Unidos ( RIAA , por sus siglas en inglés) dejará de demandar judicialmente a individuos por compartir archivos de música sin autorización a través de redes de intercambio P2P. A cambio, logró sellar diversos acuerdos con los proveedores de Internet (ISP) para cortar la conexión de aquellos usuarios que ignoren la advertencia de dejar de utilizar este tipo de redes.

Esta estrategia adoptada se debe a los costosos procesos legales que ha decidido encarar la RIAA para perseguir a los sospechosos de compartir música sin autorización. Pero por otra parte no son pocos los analistas que consideran que este cambio de táctica para detener las descargas ilegales se debe al desprestigio que tuvo la asociación al demandar a madres solteras , menores de edad e incluso personas fallecidas.

El director de comunicaciones de la RIAA, Jonathan Lamy, le confirmó a Wired.com la firma de un acuerdo con diversos ISP para limitar el uso de las redes de intercambio de archivos, pero no aclara cuáles son las empresas que participan de esta iniciativa.

Este procedimiento consiste básicamente en un monitoreo por parte de los proveedores de Internet sobre aquellos clientes que intercambian archivos de música. Se les envían varias advertencias a través de correo electrónico mientras van degradando el servicio de conexión, hasta finalmente cortarlo por completo.

"Estas notificaciones servirán para que las personas tengan conciencia de que sus acciones no son anónimas", dijo Mitch Bainwol , máximo responsable de la RIAA a The Wall Street Journal .

¿Cuál es el límite que determina si una descarga es ilegal o no? Este dato no es menor, y ha provocado reacciones negativas en diversos blogs, donde se detalla que regular este tipo de servicios es un claro ataque a la privacidad.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas