Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

En Caballito

La ciudad recuperó el Museo Perlotti

Cultura

Reúne 900 esculturas del artista y reabrió después de cuatro años, tras una completa renovación

Luego de permanecer cerrado durante cuatro años por una renovación arquitectónica, el Museo de Esculturas Luis Perlotti reabrió ayer sus puertas en un moderno edificio, que revaloriza la obra del escultor argentino y la actividad cultural del barrio de Caballito.

Perlotti falleció en 1969 y quiso que su casa, una propiedad horizontal situada en la calle Pujol 644, pasara a ser patrimonio de la ciudad junto con sus obras. Así, se convirtió en el único museo de esculturas que depende del gobierno porteño.

Un proyecto del destacado arquitecto Mario Roberto Alvarez convirtió la propiedad horizontal que el artista habitó con su esposa, Filomena Bianco, en el edificio de dos pisos de características museográficas que el público puede visitar y disfrutar desde ayer.

Nacido en 1890, Perlotti es autor de obras emblemáticas, como el monumento a Alfonsina Storni en Mar del Plata; el que rinde homenaje al general José de San Martín en Tunuyán, Mendoza, y el monumento a los galeses en Puerto Madryn.

Extensión cultural

Uno de los objetivos de esta nueva etapa de la institución que ayer destacó el ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, es que el museo se convierta en un ejemplo de extensión cultural.

Se dictarán cursos y talleres sobre distintas prácticas artísticas y se continuará con la modalidad de visitas guiadas, con práctica de taller para los alumnos de escuelas. "La idea es volver al barrio. La gente de Caballito quería que el museo volviera", comentó el director, Dario Klehr.

El museo cuenta con un patrimonio de 900 obras de Perlotti, además de otras que fueron donadas por distintos artistas a la institución. De la casa preexistente se conservó el espacio que constituye el alma de todo artista: su taller de trabajo, incluso con sus estanterías originales.

Pero antes de llegar a este espacio, que ocupa en altura todos los pisos del edificio, hay un sector de la planta baja con varias esculturas y relieves del artista, que podrán ser conocidos por personas no videntes: podrán tocar las obras y contarán con información de cada una en sistema braille.

Se busca que nadie quede al margen del conocimiento de la obra del escultor argentino, que desarrolló un estilo figurativo de temática indigenista, dentro de la corriente de pensamiento que buscaba revalorizar el pasado prehispánico, con el fin de resaltar la identidad de los pueblos americanos.

Así, Perlotti viajó por la Argentina, Bolivia y Perú, para documentarse, realizar bocetos y tomar fotografías de los habitantes de los pueblos originarios -aymara, guaraní, quilmes, ona-, a quienes luego inmortalizó en bronce, mármol y madera, como el quebracho y el palo santo.

En el primer piso del contemporáneo y luminoso edificio, hay una sala de exposición que se destinará a muestras temporarias de escultura. Y en el segundo nivel, hay una biblioteca, un auditorio, una sala para la realización de talleres y otra destinada a restauración.

El director del museo, que ha restaurado muchas de las obras de Perlotti, brindará cursos de formación para restauradores en escultura. Asimismo, se buscará conformar un polo escultórico con la casa-taller de Juan Carlos Ferraro (Nicasio Oroño 556), ayudante de Perlotti, que el año pasado adquirió el gobierno de la ciudad.

El pintor Quinquela Martín fue un gran amigo de Perlotti, de lo que dan testimonio dos obras murales que el artista de La Boca le regaló al escultor para su casa y que hoy pueden verse restauradas. Además, se exhibe un busto en bronce de Quinquela, hecho por Perlotti, y al lado se expone una gran fotografía en blanco y negro, en la que están ambos amigos.

"Es un logro enorme la reapertura. Era necesario el cambio porque la estructura de la casa tenía problemas", comentó contenta a LA NACION Rosa Bianco, sobrina del escultor. Un logro para el patrimonio artístico de la ciudad, que vuelve a contar con un espacio renovado y vital. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil