Noche larga y electrónica

DDTronikz: la banda local, que acaba de editar su primer álbum, será telonera de Prodigy, el grupo electropunk inglés.

Miércoles 26 de agosto de 1998

Una semana definitivamente rockera. A la presentación de Prodigy, hoy, se agregará Björk, mañana, en el Luna Park, y pasado mañana en el Opera.

Esta noche, el parque Sarmiento, allí donde se han realizado varias multitudinarias raves, se volverá nuevamente tecno. Por primera vez tocará en nuestro país Prodigy, la banda inglesa que combina la música electrónica con una cruda actitud punk. El mismo Liam Howlett, principal músico del grupo, se definió, en conversación con La Nación , como electropunk. "Nada de tecno", agregó, contundente.

El es el cerebro, el que compone todos los temas y quien toca bandejas, teclados y samplers. El resto, Keith Flint, Maxim y Leeroy Thronhill, bailan y, en algunos temas, cantan. Pero para esta gira, la banda que con su último disco, "The Fat of the Land", llegó derecho al primer puesto de la Billboard, trae algunos músicos más: Gizz Butt en guitarra y Kieron Pepper en batería.

La noche será larga. Y hay que prestar atención y no tirar el ticket apenas se accede al estadio porque servirá para entrar, una vez que todo termine en parque Sarmiento, al after hour de Buenos Aires News, en el Paseo de la Infanta.

Tecno local

Para abrir la noche estarán el combo de DJ Urban Groove y los DDTronikz. Estos últimos, como una nueva versión de Dr. Jeckyll y Mr. Hyde, son la cara electrónica de los Demonios de Tasmania que ya editaron su primer álbum, "Diskette".

Sharly, líder de ambas agrupaciones, no se considera un paracaidista que aprovechó los vientos que soplan a favor de la música electrónica, para crear una nueva banda. "Cuando editamos el primer disco de DDT, ya habíamos hecho una edición de 20 cassettes con remixes. Con el segundo álbum hicimos lo mismo y agregamos lo que componíamos con máquinas y computadoras. Ahora, al estallar esta cuestión de las raves, los dueños de los boliches donde tocamos con DDT nos llaman para que hagamos un set de música electrónica".

Para él, esta doble vida es algo normal. "Muchos se preguntan cómo podemos hacer música electrónica y rock. Para mí es lo mismo, hago música desde los 13 años y hacerla con computadoras o con un grupo es sólo cuestión de técnicas diferentes."

Después de pensar unos segundos, Sharly encuentra la mejor definición para el disco debut de DDTronikz: "Es una demencia casi intocable. Mientras hacía este disco me sentí el más punk de todos. Porque lo hice en mi casa, autogestionado, con total independencia. La compañía discográfica no pudo meterse porque no entendía nada -remarca-. Nuestra apuesta es hacer rock, pero que sea demencial. Algo que no se conozca para poder separarnos de toda la escena donde surgieron las viejas bandas del rock. Es que aquí el rock está estancado. Están siempre los mismos grupos, hay mucha inercia". Asegura que las bandas que nacieron en los 90 se tuvieron que crear sus propios circuitos para tocar, y sus propios contactos con las discográficas.

El reclamo de Sharly pasa porque "no se dejan las puertas abiertas a las nuevas generaciones. Los grupos que están ahora, vienen de la década del 80. Fito Páez no sabe que existo. Charly García pasó por donde estábamos tocando, quiso subir al escenario y lo echamos a la m... Quería tocar y nos preguntó qué temas sabíamos nosotros de él. ¿Cuándo Charly se va a comprar un disco de Demonios de Tasmania o de Juana la Loca?"

Sebastián Ramos

Ver comentarios
Ir a la nota original