Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un argentino, cerca de la zona de fuego, en Gaza

Jaim Jelin, jefe de un consejo regional, oyó desde su casa el comienzo del bombardeo

Domingo 28 de diciembre de 2008
0

JERUSALEN (Para LA NACION).- Cuando la fuerza aérea israelí inició ayer su amplio operativo contra blancos de Hamas en la Franja de Gaza, el argentino-israelí Jaim Jelin oyó todo claramente desde su casa, a muy pocos kilómetros del territorio palestino.

"A las 11.30, oí el comienzo del bombardeo. Mi casa lo sintió, así que no quiero ni pensar lo que fue del otro lado", dijo Jelin, que no dudó ni un momento de que no se trataba de misiles que impactaban en Israel, sino del operativo contra Hamas.

"Oí los aviones y les dije a todos: «Empezó». Luego, alerté a quienes integran el consejo regional que yo encabezo de se quedaran en sus hogares, porque sabemos ya lo que es la guerra. Uno tira y después recibe del otro lado."

Jaim Jelin: "Esto ya se tiene que terminar"
Jaim Jelin: "Esto ya se tiene que terminar". Foto: Jana Berg

Jelin, llegado a Israel desde Buenos Aires en 1976, es el jefe del Consejo Regional Eshkol, una de las voces más escuchadas de los líderes de la población del sur de Israel, objetivo de los ataques palestinos desde Gaza. La mayoría de los 11.000 habitantes del área de su jurisdicción están al alcance de los cohetes Qassam y morteros disparados desde la Franja.

Cuando aparece en los medios israelíes para analizar la situación y presentar las reivindicaciones de la población local, Jelin exige que el gobierno israelí se mantenga unido, que sea firme y no se confunda.

"Lo que siento es que esto ya se tiene que terminar. No puede ser que acá haya guerra, luego tres meses de silencio y después otra vez guerra. No podemos seguir así", dice categórico.

Consultado sobre la situación en el terreno, Jelin opta por no entrar en detalles, pero es elocuente. "Nosotros, la izquierda en este país, ponemos todo el tiempo la mano para tratar de hacer la paz. ¿Y qué recibimos? ¡Qassam!", dice, en referencia a los cohetes que lanza Hamas.

Jelin, que reside en un kibbutz, habla con una combinación de línea dura, de cansancio por la situación, y con visión liberal respecto a parte de sus vecinos.

"Creo que va a tener que pasar esta guerra para que haya paz. No habrá otra. No comprenden que hay que sentarse a la mesa y que cada uno escriba lo que necesita, para tratar de entenderse. Ellos [por Hamas] entienden únicamente la fuerza", señala Jelin.

Además, el argentino-israelí se mostró en desacuerdo con la declaración formulada días atrás por la canciller israelí, Tzipi Livni, sobre la necesidad de poner fin al gobierno de Hamas en Gaza. "No creo que eso sirva. Ya trataron de hacerlo en el Líbano. El problema es que ellos, los palestinos, eligieron el gobierno de Hamas."

"Hamas nos tira todo el tiempo misiles. A los chicos que van al colegio a la mañana... Es imposible que los niños crezcan sanos en una situación así. Ahora espero que entiendan lo que es la fuerza", expresa.

Intenciones

Si bien en Israel han muerto 13 personas desde 2001 por los cohetes Qassam, Jelin considera que el problema no se puede reducir a cifras, sino que debe ser medida en términos de intenciones.

"Esos 13 muertos son civiles. En la Franja de Gaza, los más de 225 que murieron [ayer] en su mayoría no son civiles, sino soldados. Ellos [por Hamas] no atacan a nuestro ejército. No es una guerra de ejército contra ejército, sino de misiles disparados hacia la población civil", señala.

Pero Jelin no se hace ilusiones. Sabe que tampoco el operativo en curso hallará una solución rápida e ideal al problema de los cohetes lanzados por Hamas. Pero tiene certeza de que, finalmente, va a funcionar.

"Esto no será nada fácil, lo sé. Ahí está nuestro trabajo: ser firmes. No hay alternativa."

El Gobierno pidió el fin de la violencia

La Cancillería argentina pidió ayer a israelíes y palestinos que "pongan fin de manera inmediata a todo acto de violencia" en la Franja de Gaza. Además, expresó en un comunicado "su profundo pesar y rechazo por los actos de violencia que una vez más vuelven a enlutar a Medio Oriente, que dejaron un trágico saldo de muertos y heridos en la población civil". "Israel debe detener los bombardeos en la Franja de Gaza y Hamas debe cesar los ataques con cohetes al territorio israelí. Sin demoras, debe retomarse la vía del diálogo. Israel debe preservar y facilitar en forma permanente el normal flujo de suministros y de servicios para atender las necesidades más urgentes de la población en Gaza", añadió la nota.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas