Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una red orientada al entretenimiento

Lunes 05 de enero de 2009
0

Diego Levis Para LA NACION

Internet se presenta ante nosotros como un espacio de innovación social y cultural, un torbellino transformador que ha irrumpido en nuestras vidas modificando hábitos y costumbres, modos de informarnos y de comunicarnos, de estudiar, trabajar y entretenernos.

A menudo se afirma que el acceso universal a esta red es un factor primordial para asegurar el desarrollo socioeconómico y cultural de naciones y personas. Los medios de comunicación tradicionales (prensa, radio y TV) alternan entre la amplificación de estas visiones tecnopositivistas y alertan sobre los posibles riesgos que entrañan algunos usos de la Red. En algunos casos se trata de riesgos reales (por ejemplo, la pedofilia); en otros, responde a intereses particulares de ciertos sectores empresariales o sociales que ven peligrar parcelas de poder (la mal llamada "piratería" de bienes culturales) o responden a temores ante situaciones desconocidas (la "adicción" a Internet).

Año tras año, la atención mediática y social sobre Internet se centra en alguna aplicación o servicio novedoso. Durante los últimos meses de 2008 ha sido Facebook, como antes lo fueron los weblogs, Second Life, Wikipedia y los juegos en red.

Muy pocas veces prestamos suficiente atención a los usos que hacemos de Internet, a quienes somos sus usuarios y al tiempo que pasamos conectados. Los resultados del estudio de EGM confirman algo que quienes estudiamos desde hace años el desarrollo de los usos sociales de Internet sabemos hace tiempo: la Red se utiliza sobre todo para comunicarnos (correo electrónico y chat) y para informarnos. En muchas ocasiones, las comunicaciones que se establecen a través de la Red y las informaciones que se buscan están orientadas al entretenimiento. En especial entre los más jóvenes, para quienes Internet es cada vez más el medio de comunicación, información y entretenimiento predilecto.

Las herramientas que ofrece la Red para la publicación de contenidos son utilizadas por un número menos significativo de usuarios. Sin embargo, se trata de un recurso de enorme trascendencia cultural: weblogs, fotologs y redes sociales existen porque millones de personas en todo el mundo publican contenidos creados o editados por ellos. Esta capacidad de pasar de receptor a emisor forma parte de la versatilidad de Internet.

El estudio pone en cuestión los temores acerca del supuesto riesgo de adicción que muchas veces se atribuye a Internet. Mientras los argentinos vemos casi tres horas y media de TV por día, apenas el 16% de los usuarios de la Red están conectados más de dos horas diarias, mientras que casi dos tercios se conectan durante menos de una hora por día. Los usos son tan diversos como las múltiples posibilidades que permite el sistema. Internet es un medio de rostros cambiantes: para todo, o casi todo, y para todos. No milagroso, sencillamente útil.

El autor es profesor titular de la UBA e investigador en medios y sociedad

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas