Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La doble escolaridad puede dar oportunidades de aprendizaje

Para Juan Llach, debería incluir deportes, arte, tecnología e idiomas

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 07 de enero de 2009
0

El académico y ex ministro de Educación Juan Llach revalorizó la oferta de las escuelas con doble turno y dijo que, con una organización efectiva, pueden ser valiosas y enriquecer la formación de los alumnos. Así, la polémica por las críticas a la doble escolaridad y a los deberes para el hogar que formuló el pedagogo italiano Francesco Tonucci en una entrevista con LA NACION no se agota y sigue aportando elementos para el debate, en pleno receso escolar.

"Si se emplea para favorecer la recreación y el deporte, la expresión artística, las tecnologías o la segunda lengua, no sólo no es contraproducente, sino muy valioso", consideró Llach, quien revalorizó la función de los maestros y se mostró decepcionado por las afirmaciones del pedagogo italiano. Tonucci había considerado que la misión de la escuela ya no es enseñar cosas porque la TV e Internet lo hacen mejor.

Respecto de los deberes escolares, Llach dijo que si los maestros encargan tarea para el hogar en una medida justa tienen un efecto educativo.

Como informó ayer LA NACION, en la Argentina apenas el 5% de los colegios ofrece doble escolaridad, aunque la tendencia es creciente en los grandes centros urbanos, como la ciudad de Buenos Aires, donde el 30% de los colegios tiene clases mañana y tarde. Además, varios educadores interpretaron ayer que la práctica de la doble escolaridad responde más a necesidades familiares y sociales que a objetivos pedagógicos.

-¿Cómo evalúa las posturas de Tonucci?

-Más bien decepcionantes. Algunas por lo obvias, como lo de escuchar a los niños, dicho como novedoso casi un siglo después de Vigotsky y medio siglo después de Paulo Freire. O como decir que las escuelas tienen que ser lindas, atractivas. Otras posiciones son muy riesgosas, como decir que Internet y la TV enseñan mejor que la escuela. La tecnología no puede reemplazar las relaciones cara a cara, las complementa. En casi todos los países en desarrollo más de la mitad de los chicos sale del secundario sin dominar la lengua oral y escrita y sin razonamiento lógico-matemático suficiente. Estas cosas las enseñan los docentes o no se aprenden.

-¿Tienen efectos negativos los deberes escolares?

-En exceso, son negativos. En la medida justa, son educativos en tanto disciplinan al estudiante, individualmente o en grupo, en la resolución de problemas.

-¿Es contraproducente la doble escolaridad?

-El propio Tonucci reconoce que depende de qué se haga en el "otro turno". Si se emplea para dar a los chicos la oportunidad de desarrollarse y encontrarse a ellos mismos y a los otros en la recreación y el deporte, la expresión artística, las tecnologías o la segunda lengua, no sólo no es contraproducente, sino muy valioso, porque tal oportunidad hoy está vedada a la mayoría de las chicas y chicos, al menos en los países en desarrollo. Y ni qué decir si el "otro" turno se empleara para que los estudiantes adquirieran competencias laborales.

-¿Es positivo que la ley nacional de educación la fomente?

-Claro, pero lamento decir que se llevará mínimamente a la práctica por insuficiencia de recursos, ya que los de la ley de financiamiento han tenido otros destinos, y también porque no se observa que el Consejo Federal esté otorgando real prioridad a este importante objetivo.

-¿Cuál es el rol del maestro?

-Dar testimonio de vida, no ser autoritario, lograr que cada chico descubra sus habilidades y confíe en sí mismo, conocer a fondo las materias que enseña y volcarlo en el aula, fomentar la solidaridad entre los alumnos y el respeto hacia docentes y directivos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas