Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Incendios en balnearios de Uruguay: se reaviva el fuego en distintos focos

El Mundo

Los bomberos consideran que no hay riesgo de propagación hacia las zonas de viviendas o campamentos; ayer murió un voluntario por el humo; la policía detuvo a dos personas

PUNTA DEL ESTE.- Los incendios en la zona de Piriápolis se reavivaron en la tarde de hoy, pero los bomberos aseguran que los mantienen bajo control y que no hay riesgos de propagación a zonas de viviendas o campamentos. Varias unidades siguen trabajando a esta hora en el combate a diversos focos de fuego que se mantienen en zonas de cerros entorno a ese balneario.

"La situación es muy diferente a la de ayer, se ve humo en algunas zonas pero está todo muy controlado; el cambio es total porque ayer el fuego se propagaba a más zonas y ahora la tendencia es a reducir el problema, que está muy acotado", dijo a LA NACION el fotógrafo local Ricado Figueredo (de El País de Uruguay), minutos después de bajarse de un helicóptero en el que recorrió toda la zona donde hay focos de incendio.

La sequía que afecta a Uruguay, el sol fuerte y la irresponsabilidad de personas que prenden fuego para cocinar al aire libre, confluyen en una ola de incendios forestales en zonas balnearias de este país que tienen jaqueados a los bomberos. Ahora están controlados varios focos de fuego en la zona de Piriápolis pero simultáneamente se planteaba alerta por otros posibles incendios. El sábado hubo focos de fuego en Playa Verde, Playa Hermosa, ambos en el entorno de Pirlápolis, y también en balnearios de la Costa de Oro, como Neptunia, Pinamar y El Pinar.

Ayer murió un militar de 56 años que se ofreció como voluntario para trabajar en el combate a incendios. Falleció por aspiración de humo y quemado en otro incendio. Centenares de familias de la zona tuvieron que ser evacuadas de sus hogares y miles quedaron sin servicio de luz y de teléfono, porque los cables o se quemaron o porque las autoridades debieron interrumpir las transmisiones para facilitar las tareas de bomberos. El panorama es complicado y mientras se vive una situación de alivio porque se apagaron unos incendios, se mantiene el alerta por zonas de riesgo que pueden sufrir fuego en cualquier momento.

"Prendí el fuego para hacer un asadito, fui a hacer unas compras a Piriápolis y cuando volví estaba así, todo incendiado", admitió un hombre de 32 años que fue detenido por ese caso y que sigue en el juzgado.

Los vecinos están en alerta y han denunciado casos de descuidos o irresponsabilidades que permitieron detener a personas que provocaron otros incendios. Un joven fue derivado a un hogar de menores, detenido con medidas especiales, porque incendió un campo y se escondió a ver los resultados. Otro hombre de 33 años fue detenido por la Policía de Montevideo porque había incendiado casi diez contenedores de basura en la zona de Pocitos, cerca de esa playa.

Los incendios que comenzaron en la madrugada de ayer en el Cerro del Toro y en el Cerro del Burro, y que tuvieron durante todo el día en vilo al balneario, están en etapa de liquidación, según informó EL PAÍS digital en base a fuentes de Bomberos. En total, nueve viviendas fueron afectadas en el Cerro del Burro, y una persona apareció carbonizada, y se estudia las causas de su muerte.

El ministro de Turismo y Deporte, Héctor Lescano, viajó ayer a Cerro del Toro para recorrer la zona y comprobar los daños. "La situación es altamente preocupante", dijo al portal Observa, el secretario de Estado que felicitó la tarea de los bomberos. "La imprudencia y el descuido de un segundo de las personas puede provocar una tragedia", agregó el ministro Lescano.

El incendio de Piriápolis originado el sábado y controlado hoy, se originó en el Cerro del Burro, también llamado de la Virgen. Simultáneamente se propagó otro incendio en el Cerro del Toro. Eso generó mucha tensión en habitantes de la zona y turistas que llegaron para el verano.

Los bomberos, con refuerzo de dotaciones de otras zonas y más camiones cisternas, precisaron la asistencia de efectivos militares con helicópteros: la lucha contra esos incendios demandó mucho tiempo.

Las autoridades se mantienen alerta por las condiciones climáticas y los descuidos que han derivados en estos focos de fuego con muchos daños. .

Por Nelson Fernández Corresponsal en Uruguay
TEMAS DE HOYAvance sobre la JusticiaEl caso CicconeMariano BeneditElecciones 2015La relación EE.UU. - Cuba