Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Renunció Horacio Sanguinetti, director del Colón

El funcionario, que había asumido a fines de 2007, decidió dar un paso al costado

Miércoles 14 de enero de 2009 • 18:22
0

Desde la tranquilidad de Unquillo, Córdoba, donde se encuentra de vacaciones, el director del teatro Colón Horacio Sanguinetti decidió mandar su renuncia al puesto que había asumido a fines de 2007.

La renuncia, de carácter indeclinable, fue materializada a través de de una carta enviada al jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, tras un año complicado por las tareas de recuperación de la prestigiosa sala lírica.

Según diferentes versiones, el funcionario prefirió dar un paso al costado por diferencias con el poder ejecutivo porteño y así cuidar su trayectoria.

En tanto, desde el gobierno de la ciudad si bien sabían de la renuncia aún están esperando recibir el documento para brindar declaraciones según dijeron voceros a lanacion.com.

Asimsimo, en un comunicado que envío el ministerio de Cultura anunciaron: "El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires expresa su sorpresa por esta decisión, por cuanto el doctor Sanguinetti estaba trabajando en total consonancia con el Ejecutivo y se encontraba abocado a la planificación de la programación del teatro de los años 2009/10. Lamentamos profundamente el alejamiento del doctor Sanguinetti y le agradecemos su dedicación y esfuerzo en la gestión del Colón. Hay que tener en cuenta que el Teatro es un ente autárquico, así lo votó la Legislatura a fin del año pasado. En tanto, las obras de puesta en valor como la programación artística seguirán sin interrupciones".

Puertas cerradas

El teatro está cerrado desde fines de 2005 para encarar las obras más profundas de restauración, pero los trabajos de reconstrucción sufrieron idas, vueltas y paralizaciones, que obligaron a posponer, inclusive durante la gestión del ahora ex director, la reapartura del Colón.

En 2008 se ratificó que el 25 de Mayo de 2010 se haría la inauguración oficial, aunque entre los 1500 empleados y en sus representantes gremiales crecía el escepticismo y se esperaba un nuevo aplazamiento.

Hasta su renuncia de hoy, Sanguinetti se desempeñaba como Director General del Teatro Colón, y había estado secundado en la dirección ejecutiva por Martín Boschet hasta noviembre de 2008, cuando se aprobó la Ley de Autarquía.

Con esa norma, la estructura se modificó y, actualmente, el Ente Autárquico del Teatro Colón, que depende directamente de Macri, nombró como director ejecutivo a Mariano Emiliani.

Sanguinetti, Emiliani, la arquitecta Mónica Freda, directora y vocal primera, y Daniel Escobar, director y vocal segundo, eran responsables actuales del Ente.

Ahora, el cuerpo directivo del Colón se completará cuando se designe al nuevo Director General y se nombre a un delegado de los trabajadores cuando haya elecciones dentro de 60 días para su nombramiento.

Macri tiene 90 días para encontrar un reemplazo a Sanguinetti, un trámite que incluye la intervención de la Legislatura porteña.

Repercusiones

Desde la oposición las repercusiones sobre la renuncia no tardaron en llegar. "Me apena su alejamiento. Me parece que es una gran persona a la que no se le dieron las condiciones necesarias para gobernar bien el Teatro Colón. Siempre hubo un conflicto de autoridad entre el director, Sanguinetti, y el subdirector. Con la renuncia de éste parecía que iba a armarse de una forma más orgánica la conducción para definir qué clase de teatro iba a ser. Pero evidentemente eso quedó abortado. Fue una falla de gestión, pero de parte del gobierno de la Ciudad", expresó a lanacion.com Teresa Anchorena, legisladora de la Coalición Cívica

En tanto, Diego Kravetz, titular de la bancada K en la Legislatura porteña, dijo: "Es consecuencia de la ineficiencia en la gestión que venía llevando a cabo hace casi un año". Y agregó: "Es inadmisible que el Colón, ícono de nuestro país en materia cultural, esté cerrado desde el año 2006 y ni siquiera haya una fecha de reinauguración".

Aníbal Ibarra, diputado por Diálogo por Buenos Aires, comentó a lanacion.com. "La renuncia expresa el fracaso de la gestión del macrismo y la desorientación en cuanto al teatro. A más de un año de gestión no pudieron ordenar ni siquiera mínimamente esto, gastaron millones de pesos en consultores y no revirtieron el desorden que había quedado al final de la gestión de [Jorge] Telerman".

Por otro lado, sobre el estado actual del Colón, Patricia Walsh, de Nueva Izquierda, dijo: "Esta crisis es otra consecuencia más de la nefasta ley de autarquía que aprobaron el macrismo, la Coalición Cívica y el kirchnerismo. Nosotros la votamos en contra y alertamos que agravaría el desastre al que han llevado el Colón".

En LA NACION

01/2009 - El Teatro Colón, ante nuevos interrogantes12/2008 - Colón, un año con pocas luces y muchas sombras12/2008 - El Colón, un espejo que deforma11/2008 "No vinimos a destruir el Teatro Colón"11/2008 -En busca de un vice para Sanguinetti12/2007- Sanguinetti ya es director general del Colón10/2007- Sanguinetti, futuro director del Teatro Colón

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas