Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La publicidad que le hace Obama a BlackBerry no tiene precio

El futuro presidente de los Estados Unidos hace un culto de su uso del smartphone; se queja porque debería dejar de usarlo a partir de su asunción; si se le pudiese pagar por esta difusión cobraría millones de dólares

Sábado 17 de enero de 2009 • 18:29
0

Por STEPHANIE CLIFFORD NYT

La semana pasada, Michael Phelps firmó un contrato valuado en más de 1 millón de dólares para hacer publicidad de Mazda en China. Jerry Seinfeld ganó 10 millones de dólares por aparecer en la reciente campaña televisiva de Microsoft.

Pero la persona que puede llegar a ser la celebridad itinerante más importante del mundo no está ganando un centavo por este trabajo.

El presidente electo, Barack Obama, ha dicho repetidas veces cuánto significa su BlackBerry para él y que teme que se vea forzado a dejar de usarlo , cuando asuma la presidencia, debido a temas legales y de seguridad.

Un agente del Servicio Secreto de los Estados Unidos se acerca ayer a Barack Obama para levantar del piso la BlackBerry del futuro presidente
Un agente del Servicio Secreto de los Estados Unidos se acerca ayer a Barack Obama para levantar del piso la BlackBerry del futuro presidente. Foto: AFP

"Todavía me aferro a mi BlackBerry", dijo Obama en una entrevista con la cadena CNBC y con The New York Times. "Me lo van a tener que arrancar de las manos."

¿Cuánto podría cobrar el "presidente BlackBerry" por su publicidad del aparato si no fuera un funcionario público? Más de 25 millones de dólares, dicen los expertos en marketing, y quizás hasta 50 millones de dólares.

"Éste sería el acuerdo de promoción casi más grande en la historia de las promociones", dijo Doug Shabelman, el presidente de Burns Entertainment, que arregla los contratos entre celebridades y compañías. "A él se lo ve permanentemente utilizándolo y fundamentando en las noticias con temas de seguridad nacional y bienestar mundial que él necesita absolutamente este aparato para desempeñarse diariamente."

Obama es el representante de marketing ideal, dicen otros agentes (popular, constantemente en las noticias y explícito respecto de su apego al producto).

"Siempre quieres que la celebridad sea un buen representante de tu marca, ¿y en este momento se considera a alguien un mejor comunicador que Barack Obama, o un mejor trabajador en red?", dijo Fran Kelly, el director ejecutivo de la agencia de publicidad Arnold Worldwide, quien estimó que una promoción con Obama valdría 25 millones de dólares. "No podría tener un mejor vocero."

Shabelman incluso aumentó el valor, estimó que valdría 50 millones de dólares porque la promoción tendría alcance mundial.

"¿El valor que tiene para la compañía que el presidente siempre esté hablando sobre el BlackBerry y sobre la necesidad de tenerlo para estar conectado con la realidad?", dijo. "Piensen cuán lejos ha llegado la compañía si puede decir ‘El presidente tiene que tener esto para estar comunicado.’"

El fabricante del BlackBerry, Research in Motion (RIM), recientemente introdujo campañas publicitarias y productos como Storm (con pantalla táctil) que están diseñados para colocar al BlackBerry no solamente como un aparato para los negocios sino como un producto para el consumidor, como el iPhone. La compañía, que se negó a hacer comentarios sobre el entusiasmo de Obama por su producto, también cerró un acuerdo de patrocinio con John Mayer, un popular guitarrista que está lejos de ser el líder del mundo libre.

"El hombre más poderoso del país está diciendo, en este momento, básicamente, no puedo vivir sin él", señala Lori Sale, jefa del departamento de marketing para artistas de la agencia Paradigm, que vincula a actores como Adrien Brody y Katherine Heigl con anunciantes. "Representa su ahora completo y último paso hacia un aparato que la gente adora."

Sale dijo que Obama había participado esencialmente en lo que se denomina una gira mediática satelital para BlackBerry al hablar sobre el producto con periodistas. Un sólo día de una gira mediática "con el número 1 de todos los números 1 valdría probablemente de 10 a 15 millones de dólares", afirmó Sale.

El hecho de que no se le pague por promocionar el BlackBerry es todavía mejor para RIM. "Lo que lo hace aún más valioso que eso es su autenticidad", señaló ella.

Kelly dijo que la promoción fue doble: mientras que Obama estaba haciendo mucho por el BlackBerry, el BlackBerry había ayudado a formar la imagen de Obama haciendo que su mensaje pareciera más pertinente.

"Las anécdotas con el BlackBerry constituyen una parte enorme de la reputación de la marca Obama", dijo. "Lo coloca en una posición como si fuera uno de nosotros: él tiene amigos y familia y gente para comunicarse con nosotros, exactamente igual que todos nosotros. Y lo posiciona como un político de nueva generación."

Inevitablemente, quizás, los ejecutivos de marketing sueñan con crear un aviso en el cual aparezca el presidente electo, algo que Gene Liebel, un socio de la agencia Huge, en Brooklyn, dijo que sería un "encargo de fantasía".

Cuando se le preguntó qué lema podría usar para la campaña, Liebel repitió que uno de sus empleados había pensado: "Si Blagojevich puede elegir mi reemplazo, yo puedo elegir mi aparato".

R. Vann Graves, el director ejecutivo de arte de UniWorld Group, sugirió una campaña que muestre a Obama en el Salón Oval. "En primer plano, está el escritorio, pero en vez de tener el legendario teléfono rojo, hay un BlackBerry rojo", dijo Graves, con el lema: "El que da las órdenes".

Matt Reinhard, el director ejecutivo de arte de DDB Los Ángeles, sugirió a la firma Apple que intentara que Obama dejara el BlackBerry para convertirse en el vocero del iPhone.

El mensaje podría ser: "Es el momento del cambio", dijo Reinhard.

TRADUCCIÓN DE ANGELA ATADÍA DE BORGHETTI

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas