Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fin del veto a las células madre

Sábado 24 de enero de 2009
0

WASHINGTON.- Como parte de la revisión de Barack Obama de las políticas de George W. Bush, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de Estados Unidos autorizó ayer la realización de la primera prueba con células madres en humanos, que había sido limitada por el gobierno del último presidente.

La financiación estatal de experimentos de este tipo estuvo prohibida hasta agosto de 2001, cuando el ex presidente George W. Bush (de la mano de grupos antiabortistas) las autorizó pero sólo con las líneas de células ya existentes, lo que no posibilitó grandes avances en la investigación.

El nuevo presidente, Barack Obama, prometió en su discurso de investidura "devolver a la ciencia el lugar que se merece". Por eso, este anuncio fue considerado como una prueba de la distancia entre ambos gobiernos.

Pacientes paralizados por graves lesiones medulares van a someterse, a partir de mediados de este año, a una terapia que consiste en inyectar células madre embrionarias (que se encuentran en parte en el cordón umbilical), que les ayudarían regenerar sus nervios y a recuperar la movilidad.

"Esto marca el comienzo de lo que potencialmente es un nuevo capítulo en la medicina, uno que va más allá de las pastillas, a un nuevo nivel de curación: la restauración de funciones de órganos y tejidos lograda por la inyección de células saludables", dijo Thomas Okarma, jefe ejecutivo de la compañía que iniciará el ensayo.

El primer objetivo de la prueba autorizada es verificar que no haya rechazo al tratamiento y se espera que las células inyectadas regeneren nervios dañados, haciendo que los pacientes recuperen sensibilidad y el movimiento. Esta investigación podría abrir un nuevo campo en la medicina regenerativa, en donde los pacientes podrían acceder a trasplantes y tratamientos para el Parkinson, la diabetes juvenil, el cáncer y otras enfermedades.

Agencias Reuters y EFE

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas