Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Libros para mujeres exitosas en el trabajo que sufren por amor

Llegó a la Argentina la literatura que describe, con humor, las desventuras femeninas

Domingo 25 de enero de 2009
0

Susana Reinoso LA NACION

Es un fenómeno editorial pensado para consumidoras voraces, que no entran habitualmente en las librerías. Se llama chick lit , nació en Estados Unidos y ya encontró un nicho en el mercado local.

Inspirado en las andanzas de las chicas de Sex and the City y en las desventuras estampadas en El diario de Bridget Jones , los libros de la chick lit local cuentan lo que le pasa a la mujer vernácula, la que vive en el barrio de Palermo o en Almagro, en Mar del Plata o en Córdoba. Las autoras de chick lit abrevan en blogs , chats de encuentros y revistas femeninas.

Los títulos del fenómeno -editados por Random House, Grupo Planeta, Santillana y V&R Editoras, entre otros-, lo dicen todo: Cita a ciegas , de Lucía González; Mi libertad por un novio , de Viviana Kahn; Sé infiel y disfrutá , de Ana Flor Raucci; Sábados de super acción , de Verónica Schulman; Los enredos de la Srta. Pacman , de Marina Macome, Tenemos que hablar , de Celia Dosio. Con tiradas de 5000 ejemplares -cuando el primer libro de un autor edita entre 3000 y 4000-, venden en cualquier punto de venta y logran interpretar a la chica-mujer de hoy, entre los 14 y los 40 años. En las fiestas de fin de año se vendieron sin pausa.

La segunda novedad, dice la editora Lidia Ribas, de V&R Editoras, es la edad de la lectora adicta a la chick lit y sus variantes. Hay libros para tweens (entre 8 y 12 años) y para teens (de 13 a 17 años). Y le sigue el fenómeno hecho a la medida de las de veintipico, y las treintañeras, y las que llegan a los 40 esperando al hombre por el que valga la pena luchar.

También con ventas sostenidas se instalaron en el mercado local títulos probados en otros países. Allí están, por ejemplo, El chico perfecto , de Cathy Hopkins; Mucho más que una cara bonita y Adicta al trabajo , de Julia London, o Tras la pasarela , de la oportuna Candace Bushnell, autora de Sex and the City y de Mujeres de Man hattan.

Las voces de la chick lit son atrevidas y vociferantes. Mujeres de hoy, audaces, decididas, de estado civil diverso, profesionalmente aptas -como los departamentos en venta o alquiler-, pero con una vida afectiva jalonada de experiencias impresentables. Son mujeres de entre 14 y 40 años que no consiguen hacer contacto visual con el hombre indicado, o "enganchan", por así decirlo, oferta masculina de mesa de saldos.

Cada éxito editorial se construye con algunos elementos que, sin constituir una fórmula segura, dan en el clavo: mucho humor, alguna cuota de cinismo, un drama de fondo tratado con inteligencia y sin golpes bajos y un final que, si no es feliz, por lo menos es decoroso.

El tema central es la relación entre los hombres y las mujeres, aderezado con buenas dosis de romance y de sexo.

Hay historias de solteras con sobrepeso, divorciadas con hipotecas, casadas con aburrimiento, atravesadas por pautas culturales universales, cuyo escenario es la ciudad, capaz de aportar sabrosos ingredientes.

Son libros cuya pretensión es el entretenimiento, como dice la editora Florencia Cambariere, de Random House, y que tienen que provocar en las lectores y lectores "una identificación". Vale decir, si una no se ve en la Quinta Avenida, caminando sobre un par de espectaculares Manolo Blahnik, como la Carrie Bradshaw de Sex and the City , puede identificarse con la morocha argentina cool , que habita un piso en Palermo Soho.

Cultora de la chick lit para teens es la hija de la presidenta Cristina Kirchner. La adolescente Florencia acaba de recibir de regalo media docena de la serie Cinnamon Girl , de V&R Editoras.

De mujeres, para mujeres

¿Cómo es una escritora de chick lit ? LA NACION consultó a Celia Dosio ( Tenemos que hablar ) y a Lucía González ( Cita a ciegas) . "Para mi novela trabajé con un corpus muy grande de revistas femeninas. Me divertían mucho los títulos, y los temas me señalaban situaciones con las que podía identificarme. Creo que la repercusión es fruto de que a las protagonistas les pasan cosas como a nosotras", dice Dosio, de 36 años.

Para Lucía González, de 31 años, "la chick lit es un invento de los editores y no surge como una necesidad de los escritores. Cita a ciegas es una consecuencia de algo que me pasó y que tuvo formato de blog".

Sea lo que sea que le pasó, en ocho meses y medio su blog tuvo más de dos millones de visitas, 80.000 comentarios y sólo el último capítulo recibió 18.000 visitas únicas. Y según cuenta a LA NACION, cuatro de cada diez lectores de su blog fueron hombres. Este año llegará a la TV local la serie homónima.

Luz Fuster, editora de Esencia, del Grupo Planeta, dice que la literatura para mujeres escrita por mujeres tiene "tres patas. Una es la romántica tradicional, al estilo Danielle Steel o Nora Roberts, algo naive y con un toque erótico; la romántica contemporánea, destinada a la mujer actual, y la chick lit , destinada a la chica-mujer exitosa en lo profesional, que está sola y no encuentra el tipo indicado".

Dentro de dos meses, la cadena televisiva Fox lanzará su segunda temporada de la serie Lipstick Jungle , que el Grupo Planeta reeditará en español. En el nivel local, algunas de las grandes editoriales planifican para este año un promedio de tres lanzamientos. En España se lanzan cuatro títulos de chick lit por mes.

Como contrapartida de la chick lit , ya calienta motores la manfiction , también en versión vernácula, nombre que la prensa europea le atribuye al autor Joe Hill, hijo del archifamoso Stephen King. Vendría a ser lectura de entretenimiento para hombres, escrita por ellos. O la venganza masculina contra el entretenimiento femenino.

Uno de los títulos de manfiction será lanzado en junio próximo por Random House: Hablalo con mi abogado , de Diego Galda. Y desde la chick lit , el contraataque será Te pido un taxi , versión a cuatro manos de Fernanda Nicolini y Mercedes Halfon.

Cosas de chicas

"Tengo un maleficio: soy invisible para los hombres normales. Soy como un negocio que sólo trabaja payasos, y nada de otra línea de hombres"

CITAS A CIEGAS Lucía Gonzalez

"Ahora estaba en calzas en el supermercado, rodeada de otras señoras que en verano usaban calzas y en invierno tapados de piel y gorritos. ¿Se estaba convirtiendo en su mamá?"

TENEMOS QUE HABLAR Celia Dosio

"Lo único que uno oye estos días es que las solteras quieren casarse con un buen hombre. Pero las mujeres que están casadas con hombres buenos lo único que quieren es estar casadas con el hombre bueno de otra"

SECRETOS DE MUJERES CASADAS Carol Mason

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas