Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cuando la PC se convierte en una eficaz secretaria

Cancela citas; hace llamadas y reservas

Viernes 30 de enero de 2009
0

John Markoff The New York Times

NUEVA YORK.- ¿Acaso no sería lógico que su computadora conociera bastante de sus gustos y disgustos? ¿No sería genial que pudiera anticiparse a sus necesidades y actuar en consecuencia sin tener que apretar una sola tecla?

Reservas de viajes y de restaurantes; corrección de citas o incluso una primera lectura de los e-mails se cuentan entre las tareas mundanas que no han estado al alcance de nuestras PC durante décadas.

Pero ahora una nueva generación de tecnologías de Internet, junto con la inversión de más de 300 millones de dólares, podrían significar un gran avance.

El concepto de un software de asistencia personal ha capturado desde hace tiempo la imaginación de toda una generación de escritores de ciencia ficción y de científicos informáticos. Oliver G. Selfridge, pionero de la inteligencia artificial, ya fallecido, tiene el crédito de haber acuñado la expresión "agente inteligente", así como la idea de un "demonio" de software: un simple programa de software que podría monitorear su entorno y ofrecer respuestas adecuadas cuando se producen cambios en él.

Con corbata de moño

Con el advenimiento de la computadora personal en la década del 80, la idea cobró la forma de las "visiones" muy coreográficas de muchas empresas de Silicon Valley. La más memorable de esas visiones fue el video Knowledge Navigator, de John Sculkley, por entonces ejecutivo jefe de Apple, en el que un asistente interactivo, en un video, ataviado con una corbata de moño, hace investigaciones para un profesor universitario que le reprocha no haberle devuelto la llamada a su propia madre.

Pero los intentos de construir asistentes computadorizados eficaces han acabado siempre en un fracaso, incluidos algunos de los "cráteres" más grandes de Silicon Valley, emprendimientos ambiciosos que terminaron con espectaculares fiascos.

Esos fracasos incluyen General Magic, originalmente respaldado por Scully, E-Speak, de Hewlett Packard, y Hailstorm de Microsoft.

Un proyecto de investigación del Pentágono y dos nuevas empresas de Silicon Valley están a punto de volver a intentarlo.

SRI International, grupo de investigación de Menlo Park, California, está llegando al final de un proyecto de varios años llamado CALO, acróstico, en inglés, de "asistente cognitivo que aprende y organiza".

CALO está financiado por la Agencia de Defensa para Proyectos de Investigación Avanzados del Pentágono y es uno de los más grandes proyectos de inteligencia artificial que haya existido hasta el momento. Se han ofrecido algunas demostraciones públicas, pero, en general, CALO se ha desarrollado oculto a la vista del público porque está destinado a usos militares.

Ya existe una poco publicitada derivación comercial del proyecto. Sri Inc, con sede en San José, California, planifica la introducción de un servicio de asistencia personal en la primera mitad de este año. Aun en proceso furtivo, con una pequeña versión de prueba de su servicio, Sri ha recaudado US$ 8,5 millones de dos empresas que se han arriesgado a invertir capital.

"Estamos explorando conceptos desarrollados por el proyecto CALO y aplicándolos al consumidor", dijo Adam Cheyer, fundador de Sri y vicepresidente de ingeniería. Dijo que espera que la idea de un asistente personal cobre impulso, y que supone que otros competidores se unirán a Sri.

Un camino diferente

El empresario Patrick W, Grady ha tomado un camino diferente. Ha estructurado un equipo tecnológico en Rearden Commerce, que ya ha empezado a contactarse con un público empresarial, ofreciendo un asistente personal "inteligente", orientado hacia los viajes y el entretenimiento. También estará disponible a principios del año próximo para clientes no empresariales.

Imagine que usted está en viaje de negocios y su computadora descubre que su vuelo estará demorado. Automáticamente, reprograma su cena en Nueva York, les informa a sus tres invitados del cambio y le avisa a usted que ya han sido notificados.

Traducción de Mirta Rosenberg

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas