Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Ola polar en Europa

Una inusual tormenta de nieve paralizó Londres, París y Madrid

El Mundo

Fue la peor nevada en casi 20 años en Gran Bretaña; hubo centenares de vuelos cancelados

LONDRES.- Una ola polar invadió Europa y suscitó una gigantesca tormenta de nieve que cubrió varios países, en especial Gran Bretaña, donde varias ciudades amanecieron cubiertas de hielo y quedaron paralizadas por la cancelación de centenares de vuelos y la suspensión del servicio de transporte público.

Varias regiones del Reino Unido fueron afectadas por la peor tormenta de nieve en los últimos 18 años. Entre ellas Gales, algunas zonas de Escocia y el sudeste de Inglaterra, donde cayeron 30 centímetros de nieve y las autoridades se vieron obligadas a interrumpir la circulación de trenes y el tránsito en las principales autopistas.

Las intensas nevadas también provocaron el cierre de numerosos comercios, colegios y tribunales, mientras que las personas que salieron a la calle caminaron con dificultad en largas filas y sobre una enorme capa de nieve.

"Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para asegurarnos de que los servicios, las autopistas, trenes y aeropuertos abran lo antes posible, y seguiremos monitoreando la situación durante todo el día", declaró en una conferencia de prensa el primer ministro británico, Gordon Brown.

En Londres, la mayor parte de los aeropuertos fueron cerrados; los vuelos, cancelados, y sólo en la tarde de ayer se reanudaron las operaciones, pero con considerables reducciones en la programación de vuelos, lo que trajo como consecuencia decenas de viajeros alterados y amargados.

No sólo el transporte aéreo estuvo complicado por la tormenta de nieve: también fue suspendido el servicio de trenes, ómnibus y del subte de Londres, lo que ocasionó el colapso de la capital inglesa, y que gran parte de la población no pudiera llegar a su lugar de trabajo.

"No estamos en Rusia; no tenemos infraestructura para recibir nieve constantemente", se defendió el vocero del Transporte para Londres, Guy Pitt.

Mientras los viajeros estaban varados en los aeropuertos y no funcionaban ni el metro ni los ómnibus, en las calles y autopistas también pasaba algo parecido. Los vehículos se atascaban en las vías cubiertas de nieve y se reportaron algunos choques.

Sin poder contener la situación, el alcalde de Londres, Boris Johnson, admitió que la ciudad carecía de palas mecánicas suficientes para retirar el volumen enorme de nieve.

La tormenta de nieve también castigó a otros países de Europa, como Italia, España y Francia. En general, se repitieron las interrupciones en el servicio de transporte y hubo fuertes congestionamientos en las principales autopistas de París, Milán y Madrid.

En el norte de Italia, más de 800 kilómetros de autopistas se vieron afectados por las fuertes nevadas, y en Milán hubo atascos en las rutas y retrasos y cancelaciones en los vuelos. También en Roma numerosos vuelos fueron suspendidos.

En París, la nieve ocasionó decenas de accidentes y demoras en los aeropuertos, y las autoridades francesas mantienen la alerta naranja en 34 provincias del Norte y del Este.

En tanto, en Madrid, hubo caos en el tránsito y en los aeropuertos por la tormenta de nieve. Además, varios tramos de dos autovías tuvieron que ser cerrados para evitar accidentes. .

Agencias AP, ANSA y DPA
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil