Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Títeres de papel que protagonizan Galileo

Horacio Tignanelli encontró una técnica utilizada en el siglo XIX para este homenaje a la astronomía

Sábado 07 de febrero de 2009
0

El creativo Horacio Tignanelli encontró una brillante técnica utilizada en el siglo XIX: una forma de teatro de títeres de cámara. Realizó un montaje atípico y la estrenará la semana próxima en el Centro Cultural Rojas. "La obra que presentamos, Galileo, sobre la mesa , se basa en otra, Galileo Galilei , una versión para títeres de la pieza de Bertolt Brecht que se vio en Liberarte, en 1995 -explica el director-. Lo que ahora resulta novedoso es esta estética, tomada de los que se llamaron «teatros de Pollock», quien los popularizó en Londres en el negocio The Juvenile Drama , que había heredado de su suegro. Allí vendía pequeños teatros de papel, los toy theatre , que eran como un juego para armar, y acompañaba con argumentos y escenografías las figuras de los personajes, e ingeniosos mecanismos para moverlos. Algunos eran sencillos; otros presentaban complicadas arquitecturas, porque eran reproducciones fieles de algún teatro de ópera".

Tignanelli es científico, autor de varios libros de divulgación de astronomía y, a su vez, titiritero. "La idea -se entusiasma- consiste en reproducir un momento casi íntimo, de cámara, en el que, como era costumbre en esa época victoriana, el anfitrión agasajaba a sus invitados relatando alguna obra de teatro u ópera, y se valía de estos pequeños objetos para ilustrar las escenas". Por eso, se viste de traje con saco al interpretar al relator.

"Es un poco como imitar la manera en que juegan los niños, moviendo muñecos, objetos, cualquier cosa que para ellos se ha convertido en personaje -explica-. Y muchas veces ocurre después de que han visto algo en el cine o el teatro: ellos lo reviven en su cuarto, pero los adultos también lo hacemos, en una rueda de amigos, en una cena". A su vez, agrega convencido de que "no es mala idea poder hacerlo con la ayuda de estos elementos, especie de dioramas que se vendían como souvenir".

Galileo, sobre la mesa tiene una estética victoriana
Galileo, sobre la mesa tiene una estética victoriana.

Un aspecto muy importante para Horacio Tignanelli y su grupo Ad Hoc, es la posibilidad de presentar este espectáculo en el Centro Cultural Rojas, en la Sala Biblioteca. "Es una sala hermosa -dice-. Tiene capacidad para unas 30 personas, así que el clima íntimo de cada función está en parte asegurado. También creemos que el hecho de que la Universidad de Buenos Aires incluya esta actividad en su Programa de Comunicación y de Reflexión Pública sobre la Ciencia, es muy auspicioso, justamente en este año que ha sido declarado el Año Internacional de la Astronomía. Con esta obra no solamente nos acercamos a los chicos con el tema de su curiosidad sobre este planeta y su lugar en el espacio, sino que desde el conflicto de Galileo, frecuente entre la ciencia y los dogmas, le hablamos de la libertad del pensamiento, de los prejuicios absurdos que el tiempo desenmascara y del valor de las convicciones".

El elenco de la compañía Ad Hoc para esta ocasión está integrado por Isadora Platerote, Eduardo Scardino y Horacio Tignanelli. La escenografía, los personajes, el diseño y arte fina, son de Pablo Bolaños, las estructuras e iluminación, de Eduardo Scardino; y la música es una selección de Wanderwall , de George Harrison (1968). La autoría, musicalización, diseño, puesta en escena y dirección general, corresponden a Tignanelli.

Se presentará a partir del 14 de febrero, en el Centro Cultural Rojas (Corrientes 2038), los sábados, a las 19.30 ($ 15). Informes: 4954-8352 o 4953-3556, rojascomunicacion@rec.uba.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas