Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Mi sueño era una familia enorme"

La madre múltiple de Los Angeles admitió que se arriesgó al usar todos los embriones

Sábado 07 de febrero de 2009
0

LOS ANGELES.- El halo de misterio en el que Nadya Suleman, la reciente madre de octillizos, se vio envuelta durante más de una semana se desvaneció ayer.

Suleman, de 33 años, reveló que había recibido un implante de seis embriones, número superior al recomendado, y que era muy consciente de que podría tener un embarazo múltiple. Su caso despertó, esta semana, un debate ético en Estados Unidos.

"Siempre quise tener una familia enorme", confesó, ante las cámaras de la cadena NBC, luego de recibir el alta médica tras el parto.

Esta madre divorciada, que tenía seis hijos antes de dar a luz a los octillizos y que aún vive con sus padres, es motivo de críticas por el nacimiento múltiple.

Con la fertilización in vitro, los médicos suelen implantar más de un embrión para mejorar las posibilidades de éxito. Sin embargo, la industria de la fertilidad en Estados Unidos tiene ciertas reglas y, generalmente, no permite que más de dos embriones sean implantados en mujeres menores de 35 años.

"Quería que todos los embriones fueran transferidos. Son mis hijos, y ésos eran los que estaban disponibles, así que los usé. Corrí un riesgo; hice una apuesta. Siempre es así", dijo durante la entrevista.

"Eso era todo lo que quería en mi vida. A veces, cuando tenemos este sueño y esta pasión, corremos riesgos. Y yo lo hice. Y todo salió perfectamente bien", dijo.

Sin embargo, el Consejo Médico de California informó anteayer que había iniciado una investigación "para ver si se puede confirmar una violación en el estándar de asistencia médica".

Tres intentos

Suleman optó por la fertilización in vitro luego de tres intentos de embarazos ectópicos, condición que termina generalmente en la pérdida del embarazo y que puede ser peligrosa para la madre.

"Luego del primer procedimiento exitoso, simplemente seguí adelante", dijo la mujer, que fue dada de alta del Centro Médico Bellflower en Los Angeles.

Para Suleman, la crítica que recibe del público no sería la misma si ella tuviera pareja.

Durante la entrevista que la NBC pondrá al aire pasado mañana, Suleman expresó que ella siempre quiso una familia grande para compensar el aislamiento que sintió como hija única.

"Anhelaba de verdad ciertos contactos y vínculos con otras personas de los que carecí, creo, mientras crecía", dijo, y admitió haber tenido "una infancia muy disfuncional".

En un informe público, sin embargo, los médicos señalaron que tuvo una infancia feliz. Les dijo que en la escuela secundaria fue una estudiante ejemplar, que tuvo muchos amigos y que sus padres eran muy comprensivos.

Agencias AP, Reuters y AFP

Una lesión acentuó la depresión de Nadya

CALIFORNIA (AP).- La madre de los octillizos, Nadya Suleman, consideró que lo que ayudó a incrementar su depresión y la causa del final de su matrimonio fue una lesión que sufrió en 1999, cuando en un motín entre pacientes del Hospital Estatal Metropolitano, donde trabajaba, alguien lanzó un escritorio que le dio en la espalda. Esto le dañó la espina dorsal y la dejó con dolores de cabeza y espalda crónicos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas