Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La argentina Gigante cosechó tres premios

El Oso de Oro fue para la peruana La teta asustada

Domingo 15 de febrero de 2009
0

Por Diego Batlle Para LA NACION

BERLIN.- El cine latinoamericano fue el gran vencedor de la 59» edición de la Berlinale. La teta asustada , segundo largometraje de la peruana Claudia Llosa, se llevó anoche el Oso de Oro a la mejor película, mientras que la coproducción argentino-uruguaya Gigante , ópera prima del porteño Adrián Biniez -radicado en Montevideo desde hace cinco años- fue la otra ganadora al compartir el Gran Premio del Jurado con el film alemán Alle Anderen ( Everyone else ), de la alemana Maren Ade, y el galardón Alfred Bauer a la innovación con Sweet Rush, del veterano director polaco Andrzej Wajda. Además, se quedó con la distinción a la mejor ópera prima, dotada de 50.000 euros. Un emocionado Biniez -de 34 años- le dedicó los tres reconocimientos "a todo el equipo que colaboró conmigo".

El premio a la mejor dirección quedó en manos de Asghar Farhadi por el film iraní About Elly y las distinciones a los intérpretes recayeron en la alemana Birgit Minichmayr, notable protagonista de Alle Anderen , y en Sotigui Kouyate, por su papel en London River , de Rachid Bouchareb.

Festeja Biniez, director de Gigante
Festeja Biniez, director de Gigante. Foto: AFP

El jurado presidido por la actriz británica Tilda Swinton tuvo una actitud salomónica y premió a 8 de los 18 films que competían. La distinción al mejor guión fue para Oren Moverman y Alessandro Camon por The Messenger , opera prima del estadounidense Moverman, mientras que el galardón a la contribución artística quedó en poder de Gábor Erdély y Tamás Székely por el sonido de Katalin Varga .

Los jurados no oficiales también anunciaron sus distinciones: los premios Fipresci de la crítica internacional fueron para La teta asustada (competencia); Nord , del noruego Rune Denstadt Langlo, y Welcome , del francés Philippe Lioret (sección Panorama) y Love Exposure , del japonés Sono Sion (Forum).

El popular premio Teddy a la mejor producción de temática homosexual fue para Rabioso sol, rabioso cielo , film de más de tres horas rodado en blanco y negro por el mexicano Julián Hernández, mientras que el jurado ecuménico distinguió a Little Soldat , de la danesa Annette K. Olesen.

Balance con claroscuros

Esta 59» edición de la Berlinale dejó unas cuantas certezas (se ha consolidado como uno los festivales más convocantes y mejor organizados del mundo) y algunas dudas (otra vez la sección oficial estuvo por debajo de las expectativas).

Mientras no pocos críticos se quejaron incluso en sus coberturas de la calidad de una parte significativa de la programación, Dieter Kosslick, director de la Berlinale desde hace ocho años, se ha solidificado aún más en el frente interno. En principio, porque ostentar una convocatoria de medio millón de espectadores (récord histórico) es un dato demasiado fuerte en su favor. Además, el apoyo de la industria del cine alemán, de los políticos locales y de los sponsors de este megaevento de 22 millones de dólares de presupuesto es tan unánime que Kosslick, cuyo mandato finaliza en 2011, acaba de recibir como premio una prolongación de su contrato hasta (por lo menos) 2013. La contracara de lo que suele ocurrir, por ejemplo, con los festivales argentinos.

Si la sección oficial tuvo escasas sorpresas (se maneja dentro de cánones artísticos y visuales bastante convencionales con la mira puesta en el "gran público"), la contrapartida fue la sección paralela Forum, que ofreció una selección de títulos bastante más audaces y provocativos tanto en la ficción como en los documentales. Como suele ocurrir, la producción alemana demostró su enorme categoría y diversidad con títulos como la premiada Everyone Else , el documental Material , de Thomas Heise; o incluso el film colectivo Deutschland 09 .

La Argentina, favorecida

Para el cine argentino, el balance también fue positivo en todos los terrenos. Gigante fue uno de los títulos mejor recibidos y más galardonados de la competencia, mientras que Lucía Puenzo (en la sección Panorama) y Mariano De Rosa (en el Forum) obtuvieron críticas muy positivas con El niño pez y Aguas Verdes , respectivamente. El Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales aprovechó su estratégico stand dentro del inmenso European Film Market (EFM) para terminar de cerrar el armado y comenzar la difusión de Ventana del Sur-Negocios de Cine, el mercado que se desarrollará en Buenos Aires en noviembre. En ese mismo ámbito se cerraron interesantes ventas al exterior y varias coproducciones.

A nivel de figuras, la Berlinale se dio el gusto de estrenar los nuevos trabajos de directores consagrados (desde el centenario Manoel de Oliveira hasta Claude Chabrol, pasando por Stephen Frears y Bertrand Tavernier) y de ver desfilar por su alfombra roja a estrellas como Kate Winslet, Keanu Reeves, Renée Zellwegger, Michelle Pfeiffer y Demi Moore para deleite de los miles de curiosos y de los canales de televisión, que cubren ampliamente el evento.

Entre los aspectos preocupantes se agregó una significativa caída en las ventas de películas dentro del EFM que se desarrolla de manera simultánea al festival. Según coincidieron las revistas especializadas ( Variety , Screen International y The Hollywood Reporter ), los compradores se mostraron reticentes ante la crisis financiera mundial y las más perjudicadas fueron las películas medianas, aquellas que no tienen grandes figuras, pero sí una inversión importante por recuperar.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas