Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Emotivo homenaje en la despedida del policía asesinado

Hubo renovadas muestras de dolor en el velatorio y en el entierro de Garrido; aplausos y flores por parte de los vecinos

Miércoles 18 de febrero de 2009 • 20:30
0

En medio de muestras de profundo dolor, los restos del policía Aldo Garrido, asesinado ayer en un asalto en San Isidro, fueron velados y luego inhumados en el cementerio municipal de San Isidro.

Asistieron numerosos vecinos, familiares, compañeros de la fuerza y el gobernador bonaerense Daniel Scioli para darle "el último adiós".

A las 11, cuando el féretro de Garrido fue subido al coche fúnebre para ser trasladado al cementerio, los presentes realizaron un emotivo aplauso que se prolongó por varios minutos, tras lo cual se sumaron al cortejo fúnebre.

Dolor en la despedida de Garrido
Dolor en la despedida de Garrido. Foto: LA NACION / Grupo 44

Las personas que participaron arrojaron flores sobre el féretro y reclamaron justicia para el policía, a quien calificaron como "un héroe".

"No lo puedo creer, me avisó mi hija y no lo podía creer", dijo, apesadumbrada, una sobrina del policía, al ingresar a la sala velatoria.

Por su parte, el mayor de los siete hermanos de Garrido, Ernesto, contó que toda la familia que tienen en Tucumán y en Buenos Aires se acercó para acompañarlos.

"Lo querían mucho acá, él lo sabía, siempre lo decía", recordó Ernesto.

"Queremos que se haga justicia. Tan bueno que ha sido él, siempre acompañaba a la gente. De los ocho hermanos, es el único que eligió ser policía y tenía mucha vocación desde chico", comentó.

Poco antes de que el cuerpo fuera retirado de la sala velatoria, llegó el gobernador Scioli, quien aseguró que iba a darle el "último adiós" a Garrido, a quien calificó como "un ángel". También asisitó el ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, que se mostró muy conmocionado.

Víctima de la inseguridad. El teniente Aldo Roberto Garrido, de 61 años, muy querido por los vecinos de la zona, perdió la vida ayer asesinado de cuatro balazos cuando sorprendió a un hombre y una mujer que asaltaban un negocio de San Isidro, a una cuadra de los tribunales locales.

Todos en el centro de San Isidro conocían, apreciaban y respetaban a Garrido, un clásico "policía de la esquina", de los que ya casi no se ven. Tras el asesinato, los comerciantes bajaron de inmediato las persianas y colocaron crespones en todos los locales de la calle Chacabuco, entre 9 de Julio y Belgrano.

Incidentes


Familiares de un joven condenado a 20 años de prisión en Boulogne protagonizaron incidentes en la puerta de los tribunales de Ituzaingó 340, de San Isidro, por lo que hubo varios detenidos y se registraron algunos destrozos. Los incidentes se produjeron justo en momentos en que pasaba por la puerta del edificio judicial el cortejo fúnebre que acompañaba los restos del policía Aldo Garrido. Allí se enfrentaron integrantes de la Asociación Vecinos Unidos por Agustín Ferla (AVUPA), asesinado, según resolvió la Justicia, por el joven condenado, y familiares del acusado. Testigos relataron que hubo golpes y rotura de vidrios. A raíz de los incidentes, la policía intervino y apresó a varias personas, que quedaron demoradas a disposición judicial.
Compartilo
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas