Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Lanzó EE.UU. un plan de rescate hipotecario

El presidente Barack Obama anunció una ampliación de US$ 75.000 millones del salvataje a Fannie y Fredie Mac; busca que 9 millones de estadounidenses no pierdan sus viviendas; "este plan no va a ayudar a los especuladores", dijo; Wall Street ceró mixta

Miércoles 18 de febrero de 2009 • 19:58
0

Mientras la crisis sigue golpeando al país del norte y a días de la aprobación del programa de estímulo para la economía, el presidente estadounidense, Barack Obama, dio a conocer hoy su plan hipotecario, que buscará evitar que nueve millones de norteamericanos se queden sin vivienda.

Para ello, destinará a través de los organismos de financiación hipotecaria Fannie Mae y Freddie Mac, 75.000 millones de dólares para ayudar a los propietarios inmobiliarios en dificultades.

El plan, más ambicioso de lo previsto, apunta a aliviar a quienes posean deudas hipotecarias que superen el valor de sus viviendas y deudores al borde de perder sus casas, detalló hoy el Departamento del Tesoro.

"El plan no sólo ayuda a los propietarios responsables al borde del incumplimiento de pagos, sino que también evita que los vecindarios o las comunidades sean arrastradas también al abismo", dice un sumario del plan que Obama anunciará formalmente esta tarde, en Mesa, Arizona.

El programa aspira a ayudar a entre 4 y 5 millones de "propietarios responsables" a refinanciar sus hipotecas y a otros 3 y 4 millones a reducir el riesgo de una cesación de pagos inmediata, con una inyección de 75.000 millones de dólares que ayudará a bajar los pagos mensuales de las hipotecas.

El resumen del plan dice que podría ofrecerse un colchón de hasta 6000 dólares contra las caídas en los precios de una casa promedio.

Dentro del plan de rescate hipotecario, el Tesoro duplicará su ayuda financiera para Fannie Mae y Freddie Mac con el objetivo de permitirles jugar un rol mayor para apuntalar al sector inmobiliario.

Así, el esquema busca, además, incrementar la confianza en los gigantes hipotecarios para "asegurar la fortaleza y seguridad del mercado hipotecario y ayudar a mantener el acceso a las hipotecas", dice en el resumen del plan entregado a la prensa.

El Tesoro dijo que aumentará sus acuerdos de compra de acciones preferentes con las dos firmas a 200.000 millones de dólares en cada caso, desde los 100.000 millones actuales. Además, señaló que elevará el límite del tamaño de las carteras hipotecarias que ambas compañías pueden tener en entre 50.000 millones a 900.000 millones en cada caso.

Las palabras de Obama. "Este plan no va a rescatar a los inescrupulosos y a los irresponsables, a aquellos que hicieron préstamos mal hechos, no va a ayudar a los especuladores, y no va a ayudar a los prestamistas dehonestos que actuaron de forma irresponsable", dijo Obama en un discurso en Phoenix.

"Es un precio que vale la pena pagar", señaló el presidente estadounidense y agregó: "Millones de familias están con el agua al techo. Sus hipotecas valen más que sus casas", dijo.

Anteriormente, y para justificar el plan, había explicado que "a fin de cuentas, la crisis hipotecaria, financiera y económica, están interconectadas. No podemos resolver estos problemas sin atacarlos todos". El presidente señaló que "es una crisis que golpea el corazón la de clase media".

"Pagaremos un precio más alto si dejamos que esta crisis se profundice. Si actuamos de manera audaz y rapida cada estadounidense se va beneficiar", dijo Obama y señaló que el nuevo programa del gobierno apuntará a las "familias que han obedecido las reglas y actuado responsablemente".

Otros indicadores. Antes del anuncio, se supo que los inicios de construcciones de casas nuevas cayeron un 16,8%, a una tasa anual ajustada por estacionalidad de 466.000 unidades, el nivel más bajo desde que el Departamento de Comercio comenzó a llevar registros en 1959.

El dato de diciembre fue revisado a 560.000 unidades, marcando el mayor porcentaje de caída en enero desde igual mes de 1994, dijo el Departamento de Comercio.

Pero la del plan hipotecario no fue la única novedad en los Estados Unidos. Otros indicadores dieron cuenta hoy del estado del estado de la economía.

Uno de ellos es el de la producción industrial de Estados Unidos, que bajó en enero 1,8% en relación al mes anterior, en el tercer mes consecutivo de descenso, según datos corregidos por variaciones estacionales publicados por la Reserva Federal.

En cuanto a las ventas de las cadenas de tiendas en Estados Unidos, los niveles aumentaron 0,9% durante la semana terminada el 14 de febrero respecto a la anterior, indicó hoy el Consejo Internacional de Centros Comerciales (ICSC).

El impacto en los mercados. Las bolsas mundiales intentaban recuperarse tras el derrumbe causado ayer tras la promulgación del multimillonario plan de reactivación impulsado por el gobierno de Barack Obama. La buena noticia del plan hipotecario impulsó a las bolsas neoyorquinas, desde antes de la apertura. Pero poco después, comenzaron a caer y operó con volatilidad.

En Wall Street, el Dow Jones terminó casi estable, con una suba de 0,04% mientras el S&P 500 cayó un 0,10%. En tanto, el tecnológico Nasdaq perdió un 0,18%. Ayer, los derrumbes rondaron el 4%.

Las bolsas del Viejo Continente también terminaron en terreno negativo. El FTSE 100 cedió un 0,68% mientras el que DAX de la bolsa de Francfurt, la más importante de Europa, cayó un 0,28%. El CAC 40 de París bajó un 0,04%.

Ayer, después de que el presidente estampara su firma en el proyecto de reactivación económica, los inversores comenzaron a asumir la realidad de una profundización de la crisis económica mundial y a deshacerse de acciones en todo el mundo.

En Asia. En tanto, hoy, en Asia las mayorías fueron bajas, aunque hubo resultados mixtos: Japón (-1,45%), Hong Kong (+0,55%), China (-4,54), Corea del Sur (-3,13), Taiwán (-1,80%), Indonesia (+0,48%), India (+0,56%), Singapur (+0,25%), Malasia (-0,39%), Filipinas (-0,40%), Australia (-1,19 %), Nueva Zelanda (-1,93%).

Agencias AFP, AP y Reuters

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas