Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La cercanía y el inglés son claves para la elección

Los criterios usados al comparar instituciones

Domingo 01 de marzo de 2009
SEGUIR
LA NACION
0

Motivos personales, disciplinarios y hasta geográficos influyen en los cambios de colegio, entre otras razones tan disímiles como complejas. Pero a la hora de seleccionar la escuela en que los padres anotan a sus hijos hay criterios que invariablemente se dan en casi todos los casos. Así lo entiende la licenciada Alejandra Scialabba, quien junto con Tamara Vincaur acaba de publicar el libro ¿Qué escuela quiero para mi hijo? , con pautas para acompañar una mejor decisión.

"Para esta época del año, las familias ya eligieron un colegio. Pero muchos padres, cuyos hijos comenzarán el año próximo en el jardín, ya empiezan a moverse para asegurarse un lugar y no correr riesgos de quedarse sin vacantes", explicó Scialabba a LA NACION, al asegurar que, en los últimos dos años, se adelantó el tiempo de las averiguaciones previas a la inscripción. "Ahora, a mitad de año ya es tarde", afirmó.

La cercanía geográfica es el primer criterio de búsqueda en las familias. "La mayoría quiere que el colegio esté cerca, no sólo para evitar problemas de transporte, sino por las futuras amistades de sus hijos, para que no vivan tan lejos", explicó Scialabba, licenciada y magíster en ciencias de la educación.

Hace cinco años fundó con Vinacur la consultora Diéresis, especializada en educación. En el libro sistematizan las preguntas que con frecuencia se hacen los padres e intentan dar respuestas a través de la mirada de varios especialistas (Claudia Romero, Cristina Banfi, Daniel Brailovsky, Carolina Merediz, Macarena Lucero Schmidtt y Mariano Narodowski, entre otros). Y ofrece un listado de los colegios de la Capital y del conurbano.

El idioma es el segundo criterio que buscan los padres. "Ya sea escuelas bilingües o con inglés intensivo, el idioma es una demanda creciente", estimó la autora, aunque aclaró que muchos colegios se presentan como bilingües y no lo son estrictamente. Y agregó: "Si los padres no tienen un buen manejo del inglés, con más insistencia quieren para sus hijos un colegio con alto nivel de idiomas".

Influenciadas tal vez por el imaginario de la escuela pública, las familias siempre empiezan a buscar escuelas de población heterogénea. Pero al ver que hoy casi no existen, al final quieren lo más parecido a su propia familia. "No quieren desentonar ni tampoco comprometerse a un tren de vida que después no podrán mantener", explicó Scialabba.

"En la gente predomina el ideal de la escuela pública y laica, con un buen equipo directivo. Aunque después son muchos los que terminan eligiendo una privada y religiosa", apuntó. En la Capital, el 50% de los colegios son privados y, de éstos, la mitad son confesionales.

En los últimos años, ha habido un aumento del pasaje de alumnos de colegios públicos a privados. "Pero ahora comienzan a anotarlos directamente en colegios privados", señaló. En eso influye, dijo, una falencia de los colegios estatales. "Los padres quieren saber todo lo que les va a pasar a sus hijos en la escuela. Y cuando van a averiguar, en las públicas apenas les dicen el día que empiezan. Las privadas le ofrecen folletos, carpetas, páginas Web, hablan como quince veces antes de comenzar las clases."

Un criterio siempre está presente: la propia historia de los padres. "En muchos casos, es el principal factor de influencia. Si el padre tuvo una buena experiencia escolar [en un colegio determinado, en el aprendizaje de inglés o en una doble escolaridad], querrá lo mismo para su hijo. En cambio, si le costó o no le gustó, hará todo lo posible para evitar que su hijo tenga esa misma experiencia", concluyó la especialista.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas