Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Arquitecto & cliente

Una casa en el aire

Arquitectura

En Núñez, junto a las vías del ferrocarril Mitre, un edificio de viviendas planteado como una caja de vidrio protegida por una cortina de plantas. Fue proyectado para uso propio por los arquitectos Ana Rascovsky, Irene Joselevich y Billy Gutraich

Por   | LA NACION

Un matrimonio joven, una nena de 3 años, una perra vieja y un gato gordo. Si bien no es un gupo numeroso, antes de planificar la nueva vivienda familiar la arquitecta Ana Rascovsky y su marido Iván meditaron mucho acerca de cómo sería el espacio en el que deseaban vivir... ¿Una casa entre medianeras o en un departamento con vista? "Las dos cosas: una casa en altura" coincidieron. La respuesta se materializó luego de dos años con la construcción de un edificio de cuatro pisos y la fachada cubierta por plantas que trepan conformando un jardín vertical amigable con el entorno de casas bajas, techos a dos aguas, vías de ferrocarril e intensos lapachos en flor.

"Es una caja de vidrio rodeada por una cortina de plantas, y entre ambas estructuras se forma una zona buffer que cumple varias funciones. La fachada de plantas incide en la calidad medioambiental, dentro y fuera del edificio. Las plantas protegen el interior del sol, pero además transforman en naturaleza una obra de arquitectura. La cortina funciona como un jardín que permite el contacto con la vegetación, las flores, los perfumes , los insectos, las mariposas, los pájaros y la tierra" explica Rascovsky, que diseñó el edificio junto con Irene Joselevich y Billy Gutraich.

Son tres plantas distribuidas en diez unidades de 40 y 160 m2, y ubicado sobre un terreno irregular sobre la calle Vilela, a metros de las vías del ferrocarril Mitre, en el barrio de Núñez. La familia ocupa el departamento del último piso donde se cumple aquello de sentir que uno está en una casa suspendida en el aire. Orientado al norte y con vistas abiertas al oeste gracias a los muros de vidrio doble, el paisaje urbano se integra a un interior cálido donde los materiales son protagonistas indiscutidos del proyecto: hormigón, vidrio y maderas muy económicas, como el fenólico en los pisos, MDF y pino común, "bien común, pero bien teñido para ocultar los nudos - aclara la propietaria. "Todo está resuelto de forma muy económica, el lujo está en otros detalles".

La planta baja abarca 15 metros de largo, e integra la cocina - que se destaca por su gran mesada con respaldo de acero inoxidable y otra enfrentada realizada en mármol verde bosque, y que sirve de comedor diario - junto con el living. Esta zona está definida por una biblioteca que llega hasta el final del salón donde reina una chimenea, aunque es tanto el sol que entra en el ambiente que difícilmente falte calefacción.

La postal verde se multiplica en el balcón terraza, que en rigor es un verdadero jardín con jacuzzi, ducha, plantas, pérgola de caña, reposeras, sillones y enanitos de yeso.

En la planta alta se ubican dos dormitorios. Ahí las paredes de los cuartos fueron resueltas con cajas de MDF que hacen las veces de placard. El baño del cuarto matrimonial está revestido en pino (pino común) y el ambiente se destaca por la vista a las vias. No hay cortina de ducha y el lavabo no tiene espejo. "Decidimos aceptar que el baño, cuando uno se ducha, se moja y hay que secarlo, siempre, no hay otra", dice

Respecto de las expectativas que le genera a un arquitecto diseñar su propia vivienda, Ana considera que es un trabajo muy solitario. "Es dificil ser tu propio cliente, porque uno no tiene un guia, alguien que lo oriente. Acá cada detalle de la casa ha sido pensado, muy discutido, le di vuelta y vuelta y cada cosa fue muy buscada, como el mármol de la mesada o la ubicación de las plantas. Estamos felices, como digo yo, gracias a la chimenea, el jacuzzi y la pantalla esta es una mini mansión"

Verde fachada

"Ese simple detalle de la reja y los maceteros del exterior concentra la mayor cantidad de horas de pensamiento y trabajo. No son todas las rejas ni los maceteros simétricos, asi que hubo que calcular uno por uno, y son más de 28", asegura Rascovsky mientras acomoda las guías del jazmín de Madagascar, una de las variedades que cubre el frente.

La fachada verde del edificio está sostenida por una estructura de perfiles T y varillas de hierro horizontales. Las varillas forman una trama que se interrumpe en cada piso dejando un metro libre a la altura de lavisión. En el primer piso al frente se hace continua para garantizar la seguridad. Para simplificar el mantenimiento de las plantas se diseñó una red de riego por goteo que recorre perimetralmente todas las fachadas y el jardín. La zona buffer posibilita el acceso por piso para la poda y la limpieza de los grandes ventanales.

Ficha técnica

  • Proyecto: arquitectos Irene Joselevich / Ana Rascovsky y Sergio Gutraich
  • Colaboradores: arquitecta Fernanda Torres
  • Asesores: ingeniero civil Eduardo Diner
  • Ubicación: Vilela 1875
  • Superficie: 1100 m2
TEMAS DE HOYCristina KirchnerFondos públicosElecciones 2015NarcotráficoTorneo Primera División