Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La UIA consideró inoportuno subir los salarios y embistió contra los bancos por las tasas

La entidad se sumó al reclamo de la Presidenta y solicitó tipos de interés más accesibles; consideraron que "no es momento" para un alza salarial

Martes 10 de marzo de 2009 • 19:22
0

La voz de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner caló hondo en algunos empresarios afines al kirchnerismo. Después de que la primera mandataria amenzara la semana pasada con la intervención del Banco Central (BCRA) para bajar las tasas de interés, varios empresarios con buena sintonía con el oficialismo se sumaron hoy al reclamo.

El vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Osvaldo Rial, sostuvo hoy que las tasas de interés que cobran los bancos por otorgar créditos "son tremendamente abusivas", y alertó que de esta manera "no hay economía que pueda funcionar".

El también presidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA) remarcó a radio América que "en la Argentina no hay crédito", porque subrayó que "las tasas son tremendamente abusivas, llegan a 40 por ciento, y así no hay economía que pueda funcionar".

En sintonía, el presidente del Banco Credicoop, Carlos Heller, propuso que sea "el Banco Central" el organismo encargado de "regular las tasas de interés" que cobran las entidades financieras por otorgar préstamos, y no dejarlas libradas "a manos del mercado".

"La rentabilidad no es una variable intocable, es parte de las variables de ajuste, son medidas que se deben tomar para hacer frente a la crisis, como por ejemplo, abaratando el crédito dando mayores facilidades, acercando el consumo a sectores de la población, mejorando los salarios y generando obra pública", indicó Heller, a través de un comunicado.

Consideró que "es necesario sacar de un lado y poner en otro", y subrayó que "no hay magia, eso es economía". En ese sentido, puntualizó que "el sistema financiero es tan importante que no puede dejarse en manos del mercado, es necesario que el Banco Central regule las tasas de interés".

Por su parte, Juan Carlos Sacco, secretario general de la entidad, consideró que el actual "no es un buen momento para hablar de aumentos salariales". Sacco justificó su opinión con palabras similares a las utilizadas ayer por Néstor Kirchner: "¿Qué es preferible, conservar los trabajos o hablar de aumentos?", se preguntó.

Reclamo oficial. El viernes pasado, la Presidenta reclamó al sector financiero que reduzca las tasas de interés para los créditos, al tiempo que anunció que pedirá al Banco Central que interceda para que los bancos adopten medidas en ese sentido.

"El sistema financiero, que está afortunadamente sólido y líquido y ha tenido una gran rentabilidad, debe también aportar al esfuerzo que todos los sectores están haciendo para mantener la actividad y la generación del empleo", afirmó.

Durante un acto que encabezó en la residencia de Olivos, la Presidenta anunció: "Vamos a pedir a las autoridades del Banco Central que intercedan ante los bancos para que su rentabilidad sea acorde con el desarrollo productivo y apuntale a los sectores de la construcción, la producción y la industria en momentos en que se necesita financiamiento [local] porque se carece de él a nivel internacional".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas