Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Comenzó el ciclo de conciertos de la Sinfónica

El organismo nacional llenó la platea de la Bolsa de Comercio y sorteó -como pudo- los problemas de acústica que tiene el lugar

Miércoles 18 de marzo de 2009
0

Orquesta Sinfónica Nacional. Coro Nacional de Jóvenes. Director: Pedro Ignacio Calderón. Solistas: Silvia Sadoly, soprano; Alejandra Malvino, mezzosoprano; Maico Chia I Hsiao, tenor; Martín Caltabiano, barítono, y Lucrecia Jancsa, arpa. Programa: Beethoven, Misa en Do mayor, Op. 86; Saint-Saëns, Pieza de concierto para arpa y orquesta, Op. 154; Mendelssohn, Suite de Sueño de una noche de verano. Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Nuestra opinión: bueno

Desde hace un tiempo, en la Bolsa de Comercio no sólo retumban las noticias de derrumbes y recuperaciones, o de índices, que suben y bajan, sino que, ocasionalmente, tienen cabida otro tipo de sonidos que convocan a muchísima gente que, por lo menos por algunos minutos, quieren escuchar música.

Este viernes, precisamente en la Bolsa, después del largo y tenso silencio veraniego, la Orquesta Sinfónica Nacional, con la conducción de su titular, Pedro Ignacio Calderón, abrió, concretamente, la temporada de conciertos en la ciudad de Buenos Aires. Y las cuestiones fueron bastante correctas, salvo que, efectivamente, este ámbito es mucho más propicio para las transacciones bursátiles que para poder apreciar las sutilezas de la música clásica.

Pedro Ignacio Calderón estuvo al frente de la Sinfónica Nacional en el primer concierto del año
Pedro Ignacio Calderón estuvo al frente de la Sinfónica Nacional en el primer concierto del año.

Buenas intenciones

Más allá de la elección de un repertorio acotado a un tiempo histórico relativamente breve y de las buenas intenciones de músicos y cantantes, hay condiciones acústicas que derrotan los más nobles emprendimientos. En el gigantesco recinto principal del edificio de la Bolsa, los sonidos rebotan y reverberan sin barreras, de modo que todo sale poderoso y altisonante. Pero no sólo eso: en pleno verano y por la salud de todos, operó un aparato de aire acondicionado, cuyo ruido fue permanente y molesto.

Las pobres condiciones acústicas se abatieron, en especial, sobre la Misa en Do mayor , de Beethoven, que sonó estridente, vociferada y sin variantes. Como un remanso, entre tanta elocuencia monolítica, sólo se puede destacar el "Sanctus", cuando el Coro Nacional de Jóvenes, a capella, hizo descender los decibeles y abrió, por unos instantes, un panorama diferente. Pero no todo fue lo que el recinto imposibilitó, sino que, además, no se logró un balance adecuado entre el cuarteto de solistas y ni siquiera un mismo tipo de lectura: cada uno de los cantantes llevó adelante su propia interpretación, sin que pudiera percibirse una directiva clara al respecto.

Después de la pausa, Lucrecia Jancsa avanzó, esbelta y sonriente, para colocarse, con su arpa, al frente de la orquesta y demostrar, ampliamente, pericia y musicalidad. Lástima que lo hizo con una obra poco relevante y de escaso interés, como la Pieza de concierto para arpa y orquesta, de Saint-Saëns, aunque, menester es reconocerlo, el romanticismo ha sido poco generoso en obras concertantes de excelencia para arpa y orquesta. De todas maneras, su trabajo fue de gran nivel, y Calderón y la orquesta, reducida para la ocasión, acompañaron razonablemente.

Para el final -y ya sin el sordo ruido del aire acondicionado, afortunadamente-, Calderón ofreció una muy buena interpretación de la obertura y tres números de la música incidental que Mendelssohn escribió para una puesta de Sueño de una noche de verano , de Shakespeare. De memoria, el director, liberado de esa modalidad de conducir que exhibe cuando se atiene rígidamente con la mirada y la actitud a la partitura, se mostró activo y estimulante para una orquesta que concluyó, festiva y voluptuosa, con la Marcha nupcial . En lenguaje bursátil, bien podría afirmarse que en esta ronda, las acciones repuntaron, exactamente, minutos antes del cierre.

Pablo Kohan

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas