Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Falleció Arturo Peña Lillo

Sábado 21 de marzo de 2009
0

El editor chileno Arturo Peña Lillo, que a mediados del siglo XX creó en el país una editorial dedicada a difundir el "pensamiento nacional" argentino, falleció ayer en Buenos Aires, a los 91 años.

Al frente de la editorial que lleva su apellido, Peña Lillo fue mentor del campo intelectual desde la década del 50, con obras de autores como Arturo Jauretche, Raúl Scalabrini Ortiz, Rodolfo Puiggrós, José María Rosa, Ernesto Palacio, Fermín Chávez y Jorge Abelardo Ramos.

Peña Lillo había nacido el 30 de agosto de 1917 en Valparaíso, pero a los 2 años se mudó con su familia a la Argentina. En 1940, como maquinista de los talleres gráficos de L. J. Rosso, comenzó la actividad sindical que continuaría: fue delegado gremial en una huelga en la cual resultó despedido. Comenzó a editar junto a Vicente Del Giudice en 1947. Sus primeros títulos fueron Instrucciones del estanciero , de Jose Hernández, y El idioma de los argentinos , por el cual Jorge Luis Borges cobró su primer dinero por derechos de autor. Su segundo destino laboral fue en la editorial francesa Hachette.

Peña Lillo debutó con su editorial en 1954, con La historia de Argentina , de Ernesto Palacio, y hasta 1982 editó unos 400 títulos. También creó revistas como Cuestionario , en 1973, con Rodolfo Terragno, y Quehacer nacional en 1982. Es autor de los libros autobiográficos El encantador de serpientes y Memoria de papel .

"Nunca fui afiliado a ningún partido, pero siempre me sentí militante. Expresaba mi militancia a través de la editorial, cuyo objetivo fue sistematizar el pensamiento nacional y popular disperso", dijo Peña Lillo.

En los últimos años, había reeditado Polémicas , de Jauretche, con su viejo sello, y estaba reimprimiendo el resto de su fondo editorial en colaboración con Ediciones Continente.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas