Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cómo hacer del blog una forma de vida redituable

Durante un encuentro se analizó el fenómeno de estas bitácoras y cómo sacarles provecho

Sábado 21 de marzo de 2009
SEGUIR
LA NACION
0

Con sus 17 años y su rostro en la tapa del mismísimo The New York Times del domingo pasado, Cumbio, si bien consagrada, ya está grande para el fenómeno blogger.

Por lo menos así pareció ayer cuando Marcelo Lynch, de 13 años y en medio de un encuentro al que asistieron empresarios, medios de prensa y administradores de sitios de Internet, tipeó su dominio microutopia.com.ar en una laptop y contó entusiasmado sus planes para vivir de ser... un blogger.

Esto ocurrió ayer en la conferencia Mundo Bloggers, Inteligencia colectiva en acción, organizada por Nueva Escuela y por la empresa Emprendedores 2.0. Así, administradores de medios online , jóvenes bloggers (que suben a la Red contenido escrito e imágenes) y floggers (que suben fotos) dejaron el mundo virtual para verse las caras, debatir sobre el fenómeno de las bitácoras y analizar cómo hacer redituable algo que surgió como un pasatiempo y hoy puede ser un negocio que depende de la cantidad de vistas.

Según el último informe del buscador Technorati, en 2008 se contabilizaban en el mundo alrededor de 133 millones de blogs. Para saber la importancia que estos espacios de intercambio de información han cobrado, algunos datos interesantes son: quienes allí escriben pueden llegar a ser merecedores de un Pulitzer; en diciembre pasado, el gobierno cubano prohibió las reuniones de bloggers y, en Chicago y en San Francisco, hay un diario gratuito que publica sólo blogs.

"Estudio psicología, pero me encanta todo lo que sea tecnología", dijo a LA NACION Cecilia Saia, de 23 años, que asistió al encuentro realizado en el Howard Johnson Hotel & Suites de Recoleta.

Cecilia tiene diferentes blogs y publica en puntogeek.com , un blog sobre tecnología. "Hace poco renuncié a un call center para dedicarme más a mis blogs y ver si vivo de esto que me gusta", explicó.

Francisco Mosse, consultor Web, aconsejó: "Tener constancia para tener actualizada la página y fidelizar a los lectores, incluir la dirección web en diferentes buscadores y poner publicidades de Google por las que uno cobra por visitas".

Pero no siempre es fácil. "Hace nueve meses que publico e incluyo publicidades de Google en mis sitios y, como me pagan 100 dólares cada tantos visitantes, hasta el momento sólo cobré dos veces", dijo Cecilia que, de todas maneras, no duda en seguir en carrera.

Un buen ejemplo de cómo vivir de un blog es el de Agustina Vivero, más conocida como Cumbio, la joven flogger más famosa de América latina, que ayer asistió como invitada.

"Un día se me ocurrió convocar a otros chicos floggers al Abasto y ahí empezó todo", contó la chica que vive en San Cristóbal con su madre ama de casa, y su padre, plomero. Su flog pasó de tener dos visitas a 2 millones, que se multiplicaron aún más cuando Nike la eligió como imagen para una publicidad. "Ahora tengo 36 millones de visitas al año y todavía no lo puedo explicar", dijo Agustina a LA NACION.

"Pero vos a Fotolog le diste millones de visitas y ellos no te las pagaron", le dijo el pequeño Marcelo a Cumbio. "Si, pero me dio la oportunidad de tener más amigos, estudiar una carrera [periodismo] y tener mi plata", respondió la chica que al parecer sólo quería tener amigos.

Desaprueban el nuevo diseño de Facebook

El 80 por ciento de los usuarios de Facebook le dijo no al nuevo diseño de la red social. "Es malísimo" y "muy complicado" son algunas de las respuestas que dieron los integrantes ante una encuesta lanzada por los responsables del sitio para evaluar el nivel de recepción de su última interfaz. En la versión en castellano de la encuesta, hasta ayer habían votado más de 53.000 personas. El 88% rechazó el nuevo diseño y sólo al 12% le pareció bueno. En tanto, el 94% de los angloparlantes le bajó el pulgar a la propuesta. Ahora, falta ver cuál será la respuesta de los administradores de la Red.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas