Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Nuevos negocios

El entretenimiento, una industria en expansión

Economía

En 2008, el sector facturó US$ 5000 millones en la Argentina

Adam Smith, el fundador del capitalismo, consideraba como "trabajo improductivo" a la actividad de "bufones, músicos, cantantes de ópera, bailarines, jugadores y literatos de todas las clases". Hoy, el autor de La Riqueza de las Naciones no podría creer los millones que mueve la industria del entretenimiento en el mundo: US$ 1,4 billones anuales que para 2010 podrían trepara hasta los US$ 2 billones, incluyendo tanto los gastos directos de los consumidores como los aportes comerciales y publicitarios. En la Argentina, el sector -donde se suman teatro y recitales; TV y radio; libros, diarios y revistas; deportes; cine y video; parques temáticos y videojuegos, entre otras ofertas- facturó más de US$ 5000 millones en 2008 y representa el 1,7% del PBI.

Estos y otros datos fueron compendiados por Antonio Ambrosini en su libro La cultura del entretenimiento, Fenómeno mundial, El caso argentino , editado por la Universidad de Palermo (UP), que será presentado próximamente. "El negocio del entretenimiento y los medios ha crecido sensiblemente en Argentina, sobre todo en la televisión por cable y los videojuegos. En 2007, facturó $ 15.734 millones, cifra levemente superada en 2008, que duplica los números de hace una década", explicó Ambrosini, ex vocero de Telefé y actual coordinador Entretenimiento y Medios de la UP.

A diferencia de otras industrias que sólo compiten por porciones de mercado, en este negocio, además de la puja por el rédito económico, la competencia primera es por el tiempo libre de los consumidores, que están expuestos a una oferta de contenidos cada vez más vasta y específica. Un fenómeno en el que el las nuevas tecnologías juegan un papel central. "En los móviles, las PC, los televisores, en todos los soportes, una de las claves -ciertamente, la principal- serán los contenidos", sostiene Ambrosini.

Además de su peso específico propio, las industrias del entretenimiento también constituyen plataformas para la promoción de otros bienes y servicios producidos en el país. El especialista recuerda el emblemático caso de Estados Unidos. "Las películas y series norteamericanas se convirtieron en un buque insignia de la economía de Estados Unidos porque despliegan una extraordinaria plataforma de negocios para todos los productos y servicios, desde McDonald´s y los muñecos Kung Fu Pandas, hasta los buques de guerra y los tiradores de Larry King".

Según el libro La cultura del entretenimiento -una de las primeras obras en analizar de manera integrada todas los negocios de la cultura, la diversión e la información en la Argentina-, cada año, "el argentino promedio mira 1500 horas de televisión, escucha 1300 horas de radio, invierte 150 horas leyendo diarios y 100 horas con las revistas. Los jóvenes pasan 900 horas frente a Internet, y los adultos 150 horas".

Para Ambrosini, las principales tendencias de la industria en el país pasan por la digitalización de la TV y la radio, que ampliará exponencialmente la oferta de contenidos; la exportación de formatos y latas de televisión, y del cine, que sigue creciendo; en videojuegos, ya hay 50 empresas que desarrollan juegos para computadoras, sobre Internet y celulares; la recaudación del sector del teatro y los recitales llega a los $ 340 millones y se consolidan espectáculos marcarios como el Quilmes Rock", entre otras cosas.

Acerca de las oportunidades de negocios en este universo tan competitivo, Ambrosini es optimista. "Siempre hay lugar para una iniciativa provocadora y atractiva en cualquier sector de esta industria. Videojuegos, producción de ficción, desarrollo de sitios y teatro, por ejemplo. La clave está en descubrir la demanda insatisfecha o crear la demanda. El desarrollo de ringtones no fue hecho por ningún jugador de los grandes y en la industria de alta tecnología se desarrolló un negocio simple y próspero que hoy, entre otras cosas, representa el primer ingreso para los autores e intérpretes musicales, en concepto de derechos de autor", sostuvo.

La innovación

Para Natalia Popovsky, directora del MBA especializado en entretenimiento y medios de la Universidad de Palermo (UP), hay tres sectores muy activos en términos de innovación.

"Primero, la tecnología aplicada al entretenimiento -explica-. Están los sectores ligados al desarrollo de plataformas que integran diferentes usos para darle al cliente una experiencia de entretenimiento completo. Es decir que cada vez más el usuario desea obtener contenidos de calidad al alcance de su mano en todo momento y lugar. Segundo, la convergencia de nuevas tecnologías, procesos de producción y distribución permiten desarrollar nuevos formatos de contenidos para medios nuevos y tradicionales."

Según su visión, un ejemplo serían los contenidos de la televisión tradicional y los desafíos que enfrentan a raíz del advenimiento del triple play , la televisión de alta definición, el cable, la televisión on line, televisión en celulares, programas o contenidos en redes sociales.

"Y, finalmente, está la música, un claro ejemplo de cómo el impacto de la era digital ha forzado a la industria discográfica a reformular sus modelos de negocios para reinventarse y superar las consecuencias de la piratería. Ahora se buscan nuevos canales de distribución, como las descargas on line o en soportes digitales no tradicionales", finaliza. .

Jose Crettaz LANACION
TEMAS DE HOYJorge MejíaCristina KirchnerElecciones 2015Torneo Primera División