Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El costo de vida / Consecuencia de la devaluación del peso

Aumentaron hasta 5,5% los precios de la nafta y el gasoil

Economía

YPF y Petrobras aplicaron ayer las subas, que varían según la zona y serán seguidas por Esso y Shell

Por   | LA NACION

Angeles Reig no compra sin mirar los precios. Tiene tres hijos y está encinta. Recuerda con precisión que la semana pasada había cargado nafta súper en una YPF de Bella Vista, provincia de Buenos Aires, por $ 2,656 -menciona hasta la última milésima- el litro. Ayer se sorprendió con que había aumentado a 2,802. "Vivo en una zona sin transporte público. Tengo que usar el auto sí o sí", se resigna.

Fuentes de YPF, la petrolera que controla entre 55 y 60% del mercado de combustibles, confirmaron que elevaron ayer 3% promedio los precios de todos sus combustibles a lo largo y a lo ancho de la Argentina (hay una gran disparidad de valores según la zona). La nafta súper se encareció 5,5%, al elevarse de $ 2,653 -es el precio de referencia para Capital Federal- a 2,799. La nafta de mejor calidad, Fangio XXI, subió 1,5%, de $ 3,200 a 3,249. El gasoil común cuesta 2,9% más: $ 2,006, en lugar de 1,948. El diésel Euro sigue costando igual.

Esso imitará hoy el alza de YPF, según fuentes al tanto de la decisión. Hasta ayer continuaba cobrando $ 2,650 la nafta súper; 3,190, la ultra, y 1,999, el gasoil común. "Puede ser que Esso aumente", admitió la presidenta de la Federación de Empresarios de Combustibles (Fecra), Rosario Sica, propietaria de una estación de servicio de esa marca norteamericana. "Monitorearemos el mercado. Cualquier decisión de precios no puede anticiparse", respondió el director de relaciones institucionales de Esso, Tomás Hess.

Shell y Petrobras, las otras dos principales petroleras del mercado local, no contestaron las llamadas de LA NACION. "Shell ya tenía el precio muy elevado -dijo Sica-. Y Petrobras deberá aumentar también. Si una sube, todas suben."

En la hispanoargentina YPF atribuyeron el alza al aumento de la cotización del dólar, dado que el petróleo y los insumos químicos para refinarlo cotizan en esa divisa. Alegaron que esa suba de costos había bajado la rentabilidad de la firma que dirige Sebastián Eskenazi.

En YPF también se justificaron en que, al ofrecer el precio más bajo del mercado interno, los consumidores se volcaban a sus estaciones y corrían el riesgo de desabastecerse. Consultadas sobre la merma de precios de combustibles que está registrándose en otros países por el abaratamiento del crudo, las fuentes de YPF responden que, por el esquema de retenciones a la exportación, en la Argentina las naftas y el gasoil no aumentaron tanto el año pasado, cuando el barril orilló los US$ 150, y por eso ahora tampoco bajan, cuando el petróleo cotiza a 53,80.

Los dueños de estaciones de servicio, que a fines del año pasado habían amenazado con un paro por la caída de su rentabilidad, no se beneficiarán con este nuevo incremento, según Sica. "Esto les sirve al Gobierno, que recaudará más, y a las petroleras. Nosotros cobramos sólo medio centavo del aumento", dijo Sica.

El presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha), Raúl Castellano, coincide en que el provecho resultará "mínimo" para ellos. "Cobramos 7 por ciento de lo que se aumenta", lamenta Castellano, que calcula que el mercado de gasoil cayó entre 3 y 4% en febrero. Sica reconoce que en los últimos meses se mantuvo la demanda de combustibles en la Capital, pero se cayó 30% en zonas rurales de la Pampa Húmeda.

Sica dijo que había elevado al ministro de Planificación, Julio De Vido, una propuesta para mejorar la rentabilidad de las estaciones, pero la falta de respuesta la hace pensar en concretar una huelga. Castellano agregó que estaba dialogando sobre los márgenes con las petroleras, con la mediación del Gobierno, pero reconoció que aún no ha conseguido un acuerdo.

En el interior también comenzaron las remarcaciones. En la ciudad de Córdoba, más allá de YPF, sólo se evidenció un leve incremento en los precios de las expendedoras de Petrobras, cuya nafta premium se elevó a $ 3,969; la súper, a 3,199, y el gasoil, a 2,649. Los surtidores de Esso, Shell y los de bandera blanca no habían registrado cambios hasta anoche.

En la ciudad de Mendoza, las estaciones de YPF incrementaron desde ayer un 4% el precio de la nafta y el gasoil, según anunció el vicepresidente de la Asociación Mendocina de Expendedores de Naftas y Afines, Federico Ricci. El litro de gasoil común se elevó a $ 2,405; el de la nafta súper, a 3,247; la Fangio XXI, a 3,659, y el diesel Euro, a 3,199. .

Con la colaboración de Sergio Dimaría, en Mendoza, y Juan Carlos Vaca, en Córdoba
TEMAS DE HOYLey de abastecimientoIndependencia de EscociaLa muerte de China ZorrillaCopa Sudamericana