Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Hoy, sí; mañana, no sé

Lucila Castro LA NACION

Lunes 30 de marzo de 2009
0

"¿Cuál es el sentido (si lo tiene) de la locución hoy por hoy ? La oigo últimamente con mucha frecuencia, creo que se ha convertido en la expresión de moda. La mayoría de las veces no la puedo ubicar dentro de la frase en la que la oigo. A mi entender, hoy por hoy refuerza o agrega énfasis a una frase despectiva, por ejemplo «Hoy por hoy, con este director, todo vale». Y no creo que sea correcto usarla en este caso: «Hoy por hoy los huecos en las calles son más evidentes». Creo que en este caso se podría usar hoy en día o en estos días ", escribe Susana N. López.

Como bien observa la lectora, la locución hoy por hoy se oyó mucho últimamente, aunque me parece que ya no se oye tanto. Y muchas veces se usa impropiamente, cuando debería decirse hoy , hoy día u hoy en día . En todas estas expresiones, hoy significa ?actualmente´, ?en este momento´, ?en estos tiempos´, ?en estos días´, pero hoy por hoy da a entender además que lo que se dice vale para hoy, pero no se puede asegurar que siga valiendo en el futuro. Por supuesto, si digo que hoy conviene comprar dólares , tampoco aseguro nada de lo que pueda pasar mañana, pero si digo hoy por hoy , hay una especie de advertencia sobre la imposibilidad de asegurarlo, sobre la posibilidad de que mañana las cosas cambien.

Elecciones adelantadas

Escribe Estela M. Feldberg: "Con motivo del tema eleccionario que ocupa prioritariamente al país, observo que tanto los legisladores como los periodistas gráficos o audiovisuales utilizan la expresión adelantamiento de las elecciones en lugar de adelanto o anticipo . Entiendo que estas últimas expresiones son las correctas. ¿Estoy en un error?".

Aunque podría hablarse de adelanto o anticipo de las elecciones , la palabra adelantamiento es igualmente apropiada, pues significa ?acción de adelantar´.

La coma

"Desearía saber cuál es la regla que permite la utilización de la coma delante de la conjunción y . Habitualmente recibo correcciones a notas que realizo en mi trabajo, en las que siempre me tachan la coma, y yo creo que su utilización en ciertos casos es válida", escribe Guillermo Aboud.

En efecto, aunque, como regla general, no va coma delante de los coordinantes copulativos ( y , e , ni ) ni disyuntivos ( o , u ), en algunos casos, la coma es válida y hasta puede ser obligatoria.

Si en una enumeración los elementos están separados con punto y coma (lo cual sucede cuando dentro de esos elementos hay constituyentes de nivel inferior que se separan con coma), debe ponerse coma o punto y coma delante del coordinante que une el último elemento: Estuvieron presentes el ministro del Interior, Florencio Randazzo; la ministra de Producción, Débora Giorgi, y el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi .

Incluso cuando se coordinan solo dos elementos y no hay necesidad de punto y coma, si el primer constituyente termina con un inciso que debe ir entre comas, debe escribirse la coma de cierre, que en esos casos queda delante del coordinante: Estuvieron presentes el ministro del Interior, Florencio Randazzo, y la ministra de Producción .

También se pone coma delante del coordinante cuando uno de los elementos coordinados incluye a su vez una coordinación: Estuvieron presentes los ministros Randazzo y Giorgi, y Carlos Cheppi . Aquí no hay una coordinación de tres elementos, sino de dos, y el primero incluye a su vez una coordinación de dos elementos.

Cuando el último elemento es una conclusión o consecuencia del conjunto de los anteriores, también se pone coma delante del coordinante: Estudió mucho, descansó bien la noche anterior, se presentó al examen tranquilo, respondió a las preguntas con seguridad, y aprobó con una nota excelente .

Puede ponerse coma, aunque no es obligatoria, cuando se coordinan proposiciones de cierta extensión, con sujetos diferentes: A menudo cometía el error de separar con coma el predicado del sujeto, y el profesor siempre se lo corregía .

Tampoco es obligatoria, pero se admite la coma delante del coordinante copulativo cuando la coordinación tiene un matiz adversativo: Siempre me tachan la coma, y yo creo que en algunos casos es válida . Podría haberse dicho: Siempre me tachan la coma, pero yo creo que en algunos casos es válida .

Plurales

"En un artículo titulado «Reutemann puso reparos a una alianza con Rossi», publicado el día 12 en la edición digital, dice: «En este punto, destacó que el PJ de su provincia ´ha tenido reveces electorales y está en una pendiente´, por lo cual planteó que, si el partido se lo pidiera, él aceptaría candidatearse junto con Rossi». Si mal no recuerdo, revés es un sustantivo que no tiene plural. Además, jamás cambia una s por una c en un plural, ¿no es cierto? Si así fuera, sería importante que el corrector del diario viera esos errores", escribe Ernesto García.

Sería preferible que los redactores no cometieran esos errores y los editores no los aprobaran. Pero el lector también está en un error: la palabra revés tiene plural. Posiblemente el error se deba a que revés termina en -s , pero los sustantivos en -s que no agregan sufijo de plural (lo cual no significa que no tengan plural) son los graves y esdrújulos: la caries y las caries , el ómnibus y los ómnibus . Los agudos agregan -es : el revés y los reveses . Por supuesto, tiene razón el lector al decir que nunca se cambia s por c . La que se cambia por c es la z , ya que lo normal es escribir c y no z delante de e : la cicatriz y las cicatrices .

Otra vez los avisos

Escribe Guido A. Puntieri: "Ya he superado el enojo que me provocaba encontrar faltas de ortografía en textos del periódico pues pienso que todos cometemos errores y puede ser normal que en el apuro de una edición se escapen algunos. Pero en la edición del lunes 23, en la sección «Avisos fúnebres», se cometen un error y un horror que me parecen increíbles. En el primero, escriben «el Órgano de Control de Conseciones Viales». Esto lo hubiera dejado pasar y no hubiera hecho notar que lo correcto es «Concesiones», pero en la misma sección hay un horror: escriben «el directorio de Embases del Plata S.A.». Pensé que podría ser una errata por «Embalses», pero lamentablemente no lo era, pues verifiqué con la guía telefónica y era «Envases»".

Lucila Castro recibe las opiniones, quejas, sugerencias y correcciones de los lectores por fax en el 4319-1969 y por correo electrónico en la dirección dialogos@lanacion.com.ar

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas