Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Clementina II es la tercera de América latina

La primera supercomputadora del país

Información general

Costó tres millones de dólares y su uso estará reservado a los científicos; servirá como base para desarrollar Internet 2

Con una clase a distancia, una videoconferencia con Canadá y un video explicativo se presentó ayer en el Centro Cultural General San Martín, la supercomputadora Clementina II.

Se trata de una máquina que será usada por el ambiente científico nacional y que tendrá aplicaciones específicas en el estudio del tránsito, la medicina y las catástrofes naturales.

En un auditorio lleno, junto a dos pantallas gigantes, el vicepresidente Carlos Alvarez junto con el secretario de Tecnología, Ciencia e Innovación Productiva, Dante Caputo, realizaron la presentación institucional de la supercomputadora, que sin embargo, estuvo ausente con aviso.

Pero esto no impidió que se pudiera explicar cómo será utilizada Clementina II y cuáles son las capacidades de esta máquina que fue bautizada en homenaje a la primera computadora que existió en el país, llamada Clementina (ver aparte).

"Se llama Clementina II en homenaje a los primeros esfuerzos en materia informática de nuestro país", dijo Caputo. "Esto nos retrotrae 40 años, cuando Manuel Sadosky promovió la llegada de la primera computadora que tenía la particularidad de emitir un sonido que, modulado, emitía la música de Clementina."

Con posibilidades de uso mayores a las que ofrecen las computadoras comunes, esta supercomputadora posibilitará la prevención de catástrofes climáticas, y el estudio y análisis de estos hechos una vez ocurridos. En el ámbito de la ciencia médica permitirá, entre otras cosas, realizar la simulación de cirugías, útil para los estudiantes de esta materia.

Una red más veloz

Pero además de su capacidad para procesar grandes volúmenes de información en muy poco tiempo, esta supercomputadora será la base para la llegada a la Argentina de Internet 2, una poderosa red informática mundial que se usa con fines científicos y que vincula a las supercomputadoras como Clementina II.

La mayor diferencia entre Internet e Internet 2 es que esta última tiene una gran capacidad que permite la interconexión de instituciones académicas y científicas, capaz de soportar aplicaciones de gran complejidad y altamente demandantes de velocidad, para las que Internet no está capacitada.

Uno de los pocos países en los que hasta ahora se ha desarrollado Internet 2 es los Estados Unidos, en donde hay cerca de 170 universidades intercomunicadas en esta Red. "Recuperar la ciencia y la tecnología al servicio del progreso, me parece fundamental -destacó en su discurso Alvarez-. Jerarquizar el papel de la ciencia y la tecnología a partir de un proyecto de país y acortar la brecha de esto que se llama sociedad de la información o sociedad del conocimiento." En la región, sólo existen máquinas como Clementina II en dos países: Brasil y México.

Lo que posibilita la potencia de esta supercomputadora es que está compuesta por 40 procesadores conectados en paralelo, lo que permite que puedan realizarse distintas tareas al mismo tiempo.

Uno de los mayores beneficios de que la Argentina cuente con un aparato como Clementina II es que los científicos del país ya no deberán pagar para poder usar los servicios de una supercomputadora. Actualmente se gastaban fuertes sumas de dinero por el acceso a las máquinas de este tipo ubicadas en el extranjero. Ahora, el acceso a esta supercomputadora, además de mejorar la calidad de las investigaciones y reducir los tiempos de las mismas, será gratuito para los investigadores.

"Esta supercomputadora tendrá usuarios diversos, pero hay un usuario privilegiado que es la comunidad científica argentina, que será la única que la usará gratuitamente. Será dar el uso básico y central de este nuevo instrumento", aseguró Caputo.

La máquina inaugurada ayer fue adquirida por la empresa Telecom por un valor de 3 millones de dólares, con el fin de saldar una deuda que esta empresa de telecomunicaciones mantenía con el Estado nacional. Clementina II llegó al país a mediados del año último y fue puesta en funcionamiento el 19 de febrero pasado.

Y si bien está previsto que la supercomputadora pueda ser utilizada por las universidades públicas de todo el país, por los institutos médicos y científicos de forma gratuita, también la podrán usar los privados, pero deberán pagar por ello.

Entre sus diversas funciones, Clementina II puede realizar tareas de educación a distancia y videoconferencias.

Ayer, y a modo de muestra, el paleontólogo Fernando Novas, del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia, dictó una clase a alumnos de la Universidad Nacional de San Martín.

En las pantallas ubicadas en el auditorio se pudo ver a un grupo de alumnos que, tras la lección sobre dinosaurios dada por el profesor, realizaron sus preguntas, las que fueron respondidas al momento.

A pesar de que sólo se trataba de una muestra para los presentes, Novas no pudo evitar su alma docente y les dejó tarea a los chicos, estudiar "el módulo siguiente". .

Laura Campagna
TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil