Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dura crítica de la Corte bonaerense a Scioli, quien había atacado a jueces

El tribunal admitió errores frente a la delincuecia pero dijo que el Estado no creó condiciones para terminar con la marginación

SEGUIR
LA NACION
Jueves 02 de abril de 2009
0

En medio del debate político por la preocupación social que provoca la inseguridad, el máximo tribunal bonaerense y la jefa de todos los fiscales y defensores de la provincia de Buenos Aires cuestionaron con dureza los dichos de funcionarios que habían criticado a los jueces que liberaron a presos peligrosos. Entre aquellos, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli; el ministro de Justicia y Seguridad y Derechos Humanos de la Nación, Aníbal Fernández, y el jefe de Gabinete, Sergio Massa.

En una resolución firmada ayer por seis de los siete integrantes de la Suprema Corte de Justicia bonaerense y por la procuradora ante ese tribunal, María del Carmen Falbo, los magistrados admitieron errores, pero criticaron a los funcionarios que recurrieron al "estrépito mediático" para llamar la atención sobre los fallos de los jueces cuestionados, en lugar de utilizar las vías constitucionales que permiten revisar los fallos.

Según consta en la resolución a la accedió La Nacion, los miembros del máximo tribunal provincial consideraron que las críticas a jueces y fiscales por parte de las autoridades afectan la independencia del Poder Judicial.

Los reclamos de la gente, como el ocurrido en Olivos hace 10 días, fueron el disparador de la crisis
Los reclamos de la gente, como el ocurrido en Olivos hace 10 días, fueron el disparador de la crisis. Foto: LA NACION / Archivo

Además, en la declaración firmada por los jueces Juan Carlos Hitters, a cargo de la presidencia del tribunal; Luis Genoud, Hilda Kogan, Eduardo Pettigiani, Eduardo De Lazzari y Daniel Soria, se advirtió que el Estado sancionó las leyes a los que los magistrados se deben sujetar y generó las condiciones sociales de marginación que provocaron, en parte, el crecimiento del delito.

"En el ejercicio de su trascendental misión de impartir justicia, los magistrados ajustan su desempeño a un sistema jurídico integrado por los tratados internacionales, normas constitucionales, legales y reglamentarias", opinaron los jueces.

"No fue la Justicia la que ha sancionado dicho bloque normativo al que debe sujetar necesariamente su labor en un Estado de Derecho, como tampoco ha generado condiciones sociales de marginación, aun cuando no sean ellas el factor exclusivo de esta problemática", agregaron los magistrados.

Ayer por la mañana, antes de comenzar a deliberar, los integrantes de la Suprema Corte de Justicia bonaerense realizaron un minuto de silencio por el fallecimiento del ex presidente de la Nación Raúl Alfonsín. El único de los siete miembros del tribunal que no firmó la resolución 744/09 fue el juez Héctor Negri, quien estaba de licencia.

"La mayor frustración para un buen policía es que después de hacer un buen trabajo y de detener a un delincuente lo vea al otro día caminando por el barrio. Que quede claro que cuando hablo de hipergarantismo hablo de los casos en los que la ley se aplica con ligereza; no hablo de las garantías constitucionales. Tampoco le hablo a ningún juez en particular, porque no me corresponde", había dicho Scioli.

Mientras que el ministro Fernández había criticado al juez de Garantías de San Isidro, Rafael Sal Lari, quien liberó a uno de los cinco acusados de participar del millonario asalto contra la sucursal Acassuso del ex Banco Río. Ese imputado fue detenido hace poco días por la Policía Federal cuando robaba en un departamento de Palermo. "El juez Sal Lari es una catástrofe y voy a pedir su juicio político", advirtió, anteayer, Fernández.

Tanto Scioli, como Fernández y Massa, comenzaron a criticar a los magistrados Sal Lari y Nicolás Schiavo, luego de las diversas protestas realizadas por los vecinos del conurbano que reclamaron medidas contra la inseguridad.

Ayer, la Suprema Corte bonaerense le respondió a los políticos: "cuando la crítica proviene de otros altos niveles del Estado no parece razonable que, al mismo tiempo que se la formula, se ignore que frente a cada decisión existen niveles de revisión".

Otro de los jueces cuestionados por los funcionarios nacionales y provinciales fue el juez de Garantías de San Martín, Nicolás Schiavo, quien en las últimas dos semanas benefició con arrestos domiciliarios a un gendarme acusado de abusar sexualmente de dos mujeres cerca de la estación Bella Vista y a un secuestrador.

"No puede recurrirse al estrépito mediático para eludir mecanismos constitucionales de revisión del trabajo de los magistrados, sin afectar la independencia del Poder Judicial", afirmaron los jueces del alto tribunal bonaerense.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas