Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Posse suspendió la instalación del muro y la provincia advirtió que no permitirá su reconstrucción

El intendente de San Isidro acató "provisoriamente" la orden de la Justicia pero exigió "que se garantice la seguridad de los vecinos"; el gobernador bonaerense sostuvo que cuenta con las herramientas para evitar que se retomen las tareas; Stornelli renovó sus críticas

Jueves 09 de abril de 2009 • 19:01
0

A pocas horas de que la Justicia ordenara la detención de la construcción del muro que separa a San Fernando de San Isidro, Gustavo Posse, intendente de ese municipio, suspendió las tareas en el lugar mientras que la provincia advirtió que no permitirá que se reanuden las tareas.

"Las autoridades municipales han decidido suspender provisoriamente los trabajos que abarcaban un total de 240 metros, a la espera de propuestas superadoras por parte de los funcionarios responsables de la seguridad", sostuvo Posse en un comunicado.

Y agregó: "Afortunadamente, el gobernador provincial [Daniel Scioli], su ministro de Seguridad [Carlos Stornelli], el Poder Ejecutivo Nacional, a través de su ministro de Seguridad y Justicia [Aníbal Fernández], han expresado hoy su compromiso de garantizar la seguridad de nuestros vecinos".

Foto: Ricardo Pristupluk

En tanto, desde la jefatura de gabinete provincial respondieron: "El gobernador Daniel Scioli no permitirá la reconstrucción del muro. Contamos con las herramientas legales para hacerlo y el acompañamiento de la justicia, el intendente de San Fernando, Osvaldo Amieiro y los foros de vecinos de los barrios. Fue una medida discriminatoria, inconsulta y con argumentos falaces".

Freno. El juzgado Nº 1 de menores de San Isidro, a cargo de Fernando Ribeiro Cardadeiro, resolvió esta mañana hacer lugar al amparo presentado por la municipalidad de San Fernando y ordenó la detención de la construcción del polémico muro que divide a ese municipio con San Isidro.

Así lo confirmaron a LA NACION fuentes de la Secretaría de Gobierno de San Fernando, quienes detallaron que el juez, después de la audiencia de exposición de motivos de la que participaron funcionarios de ambos municipios, recomendó además reforzar la seguridad en el lugar y dispuso la construcción de un destacamento en la zona divisoria.

Por último, el magistrado resolvió citar a una nueva audiencia para el lunes próximo, para que San Isidro haga un nuevo descargo, ya que durante el encuentro de esta mañana manifestó su intención de proseguir con su política de "construcción de cercos"

Caída. Esta mañana, los vecinos que se oponen a la construcción del muro habían derribado las placas de hormigón colocadas y apiladas sobre la avenida Uruguay, donde el intendente de San Isidro, Gustavo Posse pretende instalar el polémico límite.

Los incidentes que derivaron en la destrucción de la pared comenzaron poco después de las 10 en medio de un clima dominado por la tensión y los cruces entre los vecinos que apoyan y los que repudian la iniciativa.

Antes de que el muro fuera derribado, se habían apostado en la zona agentes de la Guardia de Infantería. No obstante, su presencia no alcanzó para evitar que las placas de cemento que ya estaban en pie y las que permanecían apiladas sobre la avenida fueran destruidas.

La participación de camioneros enrolados en el sindicato que dirige Hugo Moyano en los destrozos volvió a poner en la mira la irrupción de hombres de ese gremio en escenarios conflictivos. Cuando empezaron disturbios, aparecieron en el lugar cerca de 12 hombres identificados con los tradicionales chalecos verdes del gremio.

Voceros del sindicato dijeron a lanacion.com que los manifestantes pertenecen al gremio por ser empleados de la empresa recolectora de residuos Cliba y negaron que hayan sido "mandados" para iniciar los incidentes que terminaron con la destrucción de la pared.

Presencia oficial. Tras los disturbios, el ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, decidió trasladarse al lugar en un intento por calmar los ánimos.

"Hay delito pero esta locura no es la solución", dijo en tono tajante el ministro al arribar a la zona. Y añadió que: "el municipio no tiene jurisdicción sobre la vía pública para actuar y dividirla".

El subsecretario de Planificación de San Fernando, Diego Rossi, también se acercó a la zona en un intento por poner paños fríos a la situación. Allí, el funcionario ratificó su desacuerdo con la edificación de la pared. "No estamos de acuerdo con el muro. La situación institucional es la misma que ayer a la noche", apuntó.

Proyecto y polémica. La polémica medida impulsada por Posse, de edificar un muro que separe los barrios de La Horqueta y Villa Jardín para frenar el paso de delincuentes, que empezó a cobrar fuerza ayer, se intensificó esta mañana.

El ministro de Seguridad y Justicia, Aníbal Fernández, calificó la intención de Posse de "canallesca". "Es una decisión chiquita, berreta, sin sentido", disparó. Subrayó, además, que desde el aspecto legal "es una decisión unilateral porque es una suerte de aduana interna".

El proyecto de Posse generó una respuesta casi inmediata del intendente de San Fernando, Osvaldo Amieiro, que presentó un recurso de amparo ante la Justicia para frenar la edificación de la pared.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas