Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Reunión marco de las Naciones Unidas

Advierten que se aceleran los efectos del cambio climático

Ciencia/Salud

Fue magro el resultado de las negociaciones entabladas entre los delegados de 175 países

BONN, Alemania.- La ciencia está generando conocimiento sobre el cambio climático a un ritmo cada vez más veloz, en contraste con el paso lento en la toma de decisiones por parte de las naciones del mundo para mitigar el calentamiento global y adaptarse a sus impactos. Entre otros hallazgos, los estudios más recientes confirman los resultados del reporte del IPCC, pero van más allá al evidenciar una mayor velocidad en los fenómenos asociados con el calentamiento global.

Por ejemplo, se registra la aceleración del aumento de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), de la concentración del dióxido de carbono en la atmósfera y del derretimiento de los hielos.

Asimismo, el nivel de los océanos estaría aumentando más rápido de lo estimado. Sin embargo, el científico destacó que el reporte del IPCC de 2007 -el panel que hizo ese documento recibió el Premio Nobel de la Paz junto con Al Gore ese año- "continúa siendo válido" y que la multiplicación de nuevas investigaciones ayudará a conocer más sobre el cambio climático.

"En promedio, según el Instituto de Información Científica (ISI), se publican 11.000 trabajos científicos con la palabra "clima" cada año", destacó el investigador Stefan Rahmstorf, del Potsdam Institute for Climate Impact Research.

Rahmstorf realizó esa afirmación durante su participación en la reunión de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (Cmnucc), que acaba de finalizar en esta ciudad.

Además, el científico destacó que se han publicado 30.000 artículos desde el cierre del reporte del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de 2007.

Yvo de Boer, secretario ejecutivo de la Cmnucc, dijo durante una conferencia de prensa que, si bien la ciencia sigue avanzando, las negociaciones internacionales a lo largo de este año -la reunión en Bonn fue la primera de una serie que culminará en diciembre con la conferencia anual de Unfccc en Copenhage- seguirán teniendo como base el reporte del IPCC.

Cuenta regresiva

Mientras tanto, los diferentes intereses de los 175 países que participan de las negociaciones representan un gran obstáculo a la hora de avanzar hacia un nuevo acuerdo global. La meta es establecer un pacto internacional más ambicioso que el Protocolo de Kyoto, cuya primera etapa finaliza en 2012.

Un tema crucial es el establecimiento de metas de reducción de emisiones del dióxido de carbono y otros GEI en los próximos años. Una de las posturas más fuertes, basada en el informe del IPCC, plantea la necesidad de recortar el 40% de las emisiones globales hacia 2020 con respecto a los niveles de 1990, para evitar consecuencias aún más catastróficas.

Las naciones industrializadas se han comprometido a disminuir las emisiones de gases contaminantes, sobre todo debido a su contribución histórica a partir de la Revolución Industrial. Sin embargo, y más allá de que Estados Unidos ha demostrado predisposición a participar de un nuevo pacto global, aún no se han acordado metas concretas.

A eso se suma que el nuevo acuerdo que se negociará a lo largo de 2009 podría establecer que los países en desarrollo también deban reducir sus emisiones de forma obligatoria. La India y China rechazan la posibilidad de que haya un compromiso legal de ese tipo para las naciones en desarrollo. Ambos países sostienen que su objetivo es continuar su crecimiento en una dirección de desarrollo sustentable.

Además, se debate la posibilidad de impulsar fondos de apoyo financiero para estrategias de mitigación, adaptación y transferencia tecnológica entre países. La Argentina, por ejemplo, estableció en Bonn su postura al respecto: apoya que se concrete ese tipo de cooperación internacional.

Otro aspecto clave son las iniciativas nacionales para combatir el cambio climático. En América latina, Brasil, México y Chile ya cuentan con planes nacionales en ese campo. Gabriel Blanco, miembro de la delegación argentina que participó en esta reunión, dijo a LA NACION que en la Argentina se está trabajando en dos comisiones interdisciplinarias "para el desarrollo de un plan nacional que cuente con participación y apoyo de diferentes sectores".

Blanco, de la Dirección de Cambio Climático de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, informó además que se está elaborando la "Tercera comunicación" de la Argentina a la Unfcc sobre el cambio climático, que se planea publicar a fines de 2010. Y destacó que en la actualidad se están aplicando diversas políticas de mitigación y adaptación en el país.

Mientras tanto, siguen eclosionando cada vez más estudios científicos sobre el cambio climático. El IPCC finalizará su nuevo reporte -donde recopilará y evaluará miles de trabajos de investigación- en 2014, según informa su sitio web.

En ese contexto, Michael Zammit Cutajar, que lidera uno de los dos grandes grupos de trabajo de la convención, realizó ayer un llamado al IPCC a ampliar la base de estudios científicos relevados y la inclusión de una mayor proporción de estudios realizados por países en desarrollo.

La cuenta regresiva para que se tomen decisiones de cooperación internacional contra el cambio climático ya está en marcha. .

Laura García Oviedo Para LA NACION
TEMAS DE HOYAmado BoudouEl cepo cambiarioMariano BeneditElecciones 2015La relación EE.UU. - Cuba