Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La terapia, en la lucha contra el cáncer

Un grupo interdisciplinario acompaña a los chicos y a sus familias a sortear dificultades emocionales

SEGUIR
LA NACION
Lunes 13 de abril de 2009
0

LA PLATA.– Cuando se habla del cáncer, se hace aún más difícil hacerlo si de niños enfermos se trata. En el Hospital de Niños Sor María Ludovica, en esta ciudad, se atienden todos los años alrededor de 600 niños afectados por algún tumor maligno. Para alivio de los padres, un grupo interdisciplinario se aboca a la ayuda terapéutica para acompañarlos ante ese difícil momento que comienza cuando un hijo es afectado.

Hace un año, los profesionales crearon la Fundación Creando Lazos, como manera de formalizar un trabajo que se remonta a 2002.

"Creemos que es necesario brindar asistencia tanto a la familia de los pacientes como a los propios chicos. Primero, atendíamos en el hospital, pero la cantidad de interesados superó nuestro espacio físico y, por eso, convocamos a profesionales para crear esta entidad", contó a La Nacion Mariana Moser, psicóloga y presidenta de la fundación, que cuenta con la colaboración ad honórem de más de 20 especialistas.

El grupo de profesionales, junto con padres y niños, en una visita al Zoo
El grupo de profesionales, junto con padres y niños, en una visita al Zoo. Foto: Gentileza Fundación Creando Lazos

No se trata de hospedar a quienes llegan desde lejos para su atención, porque ese servicio está cubierto por grupos de padres que regentean habitaciones donde les dan comida y asilo. La idea original de Creando Lazos es ocupar las horas de espera que tienen las familias, hasta el momento de retomar el tratamiento en el hospital, con charlas de asistencia psicológica y juegos y actividades para los más pequeños.

Daniel Pollono es el jefe de Oncología del hospital y otro de los pilares de la fundación.

El médico estimó que las posibilidades que tiene actualmente un menor de edad de extirpar con éxito un tumor de su cuerpo rondan el 70%. Pero, advirtió, "la aceptación de la cura social es aún más importante".

"Los adolescentes en tratamiento, sobre todo, necesitan contención psicológica porque comienzan a sociabilizarse y son discriminados por los compañeros debido a las consecuencias físicas que se perciben: la pérdida del pelo o de algún miembro", explicó Pollono.

El hospital Sor María Ludovica es por excelencia el centro de derivación a nivel provincial, por eso de todo el conurbano llegan allí chicos de edades que van desde meses hasta los 19 años. También se atienden pacientes de otras nacionalidades, en especial bolivianos y peruanos que se acercan desde comunidades asentadas en la periferia de La Plata.

"Es difícil para los padres, y especialmente para quienes tienen chicos que vienen al control, revivir todo lo que pasaron tiempo atrás", explicó una de las fundadoras. "Hay que ayudar a los niños a llevar la ansiedad que les provoca la incertidumbre de no saber si la enfermedad está erradicada totalmente o puede volver, con los tratamientos invasivos que ella conlleva", agregó Moser.

La institución también cuenta con la ayuda de padres que han perdido un hijo a causa del cáncer, pero que creen indispensable su asistencia para contener a otros pares a través de su propia experiencia.

Gracias a la ayuda de una empresa privada que pagará el alquiler de una casa durante dos años, Creando Lazos tendrá un exclusivo lugar para atender a todas las familias. Aun así, le hace falta ayuda para la refacción del inmueble. Esperan colaboraciones en los teléfonos (0221) 483-5202 y (0221)15-5474125.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas