Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Crece la preocupación por la epidemia

Buscarán prevenir el dengue casa por casa en la Capital

Información general

Mientras el Ministerio de Salud de la Nación anunció ayer que ya son más de 10.700 los casos de dengue en todo el país, el gobierno de Mauricio Macri reconoció su preocupación por el avance de la epidemia e informó que se hará una campaña de prevención casa por casa en toda la ciudad.

"La situación hoy es preocupante y, debido a eso, se está trabajando para hacer en poco tiempo una campaña casa por casa en Buenos Aires, porque es necesario que la gente limpie en sus domicilios los posibles focos donde se puede criar el mosquito Aedes aegypti", dijo el director del Instituto de Zoonosis Luis Pasteur, Oscar Lencinas.

La intención de las autoridades porteñas es que especialistas sanitarios visiten cada vivienda para proporcionar información y verificar, si el vecino lo permite, la existencia de focos de riesgo.

En la Capital hay 54 personas con dengue y se espera la confirmación de la existencia de seis casos del tipo autóctono, ya que los pacientes no viajaron a otros sitios del país en los últimos meses, pero esto aún deberá ser confirmado tras contrapruebas de laboratorio.

En el Ministerio de Salud porteño confirmaron que está en preparación la iniciativa de concientizar casa por casa, lo que debería acompañarse por otros municipios del conurbano para evitar que en la primavera el dengue vuelva con más fuerza, algo que hoy temen las autoridades porteñas.

Como parte de la lucha contra el dengue, las fuentes de los paseos públicos y los espejos de agua de toda la ciudad eran tratados con herbicidas para evitar la propagación del mosquito que transmite el mal.

Además, se atendieron en los hospitales porteños a otros 230 pacientes que podrían tener la enfermedad. Así lo precisó el ministro de Salud, Jorge Lemus, que indicó que 110 casos son de personas que residen en la ciudad. El funcionario también aseguró que tres de los seis casos sospechosos como autóctonos provienen del conurbano, y los tres restantes, de la Capital.

"A los 54 casos sospechosos, la primera prueba les dio positivo, pero se enviaron los estudios al Instituto Maiztegui, de Pergamino, para realizarles una contraprueba. Y hasta que no estén esos resultados no podemos hablar de casos confirmados", según indicaron.

Tras la reunión, ayer, de Macri con todos sus ministros, el jefe de gabinete de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, reconoció a LA NACION que en la reunión de gabinete ampliada "obviamente, se trató el tema del dengue", y admitió que "hay mucha preocupación" por el tema. En esa línea, la ciudad planifica una campaña sostenida y más efectiva para combatir el dengue en cada domicilio.

"Soy optimista en que se pueda ir casa por casa con un equipo de trabajo para informar a la gente sobre los riesgos de tener recipientes o piletas donde se acumule agua. Esta es la mejor opción y se está trabajando en eso. Si logramos visitar el 70% de las viviendas durante el invierno, para explicar cuáles son los peligros de acumular agua sería un gran logro", aseguró Lencinas. Y recordó: "Si no trabajamos durante el invierno, todas las personas picadas este año por el mosquito son susceptibles de reinfectarse el año próximo con dengue hemorrágico". Esta versión del mal, producida cuando una persona es reinfectada, entraña un riesgo altamente mortal.

Los especialistas consultados por LA NACION recordaron que los sitios más proclives para el hábitat del Aedes aegypti son las casas de familia donde se acumula agua, sea en baldes, tanques, floreros, recipientes, piletas en desuso, cubiertas de automóviles o bicicletas y macetas sin desagotes. También las piscinas de lona conocidas como "pelopincho" son riesgosas. "Allí puede criarse el dengue si se la deja con agua durante el invierno, porque, pese a que se le coloque cloro, no alcanza para matar una larva del mosquito. Lo mejor es vaciar las piletas", dijo Lencinas.

Raúl Forlenza, jefe de Epidemiología de la ciudad, indicó que el mosquito que transmite el dengue tiene hábitos diurnos, por lo que "ataca generalmente cuando una persona sale del domicilio para trabajar, o cuando llega a la casa por la tarde".

Mosquito casero

Otros sitios públicos, como la Reserva Ecológica y los lagos de Palermo, no serían lugares tan peligrosos para la proliferación del mosquito que transmite el dengue. "El Aedes aegypti está donde viven los humanos y en los parques eso no ocurre. Hay otros tipos de mosquitos, pero no éste", precisó Lencinas. Sin embargo, en el Parque Tres de Febrero y en los espejos de agua que tiene la ciudad, se colocaban ayer herbicidas, según confirmaron las autoridades a LA NACION.

Además, la ciudad viene ejecutando acciones de fumigación en espacios públicos, especialmente donde concurren numerosas personas. Desde enero hasta ayer, el Ministerio de Ambiente y Espacio público indicó que realizó más de 2000 fumigaciones en plazas, hospitales, teatros, cementerios y cines, entre otros sitios. Donde se localiza un caso, se fumiga la vivienda de la persona afectada y cuatro manzanas alrededor.

Quienes tengan dudas sobre la enfermedad pueden realizar consultas, en forma gratuita, al teléfono 0800-222-1002, opción 4, del Ministerio de Salud de la Nación. .

TEMAS DE HOYProtesta policialCristina KirchnerTemporal en Buenos AiresElecciones 2015Copa Sudamericana