Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Encuentro con los fabulosos Frenkel

El clan de hermanos expresivos se reúne en la obra de danza teatro que se verá desde esta noche en El Cubo

Miércoles 15 de abril de 2009
0

Por Constanza Bertolini De la Redacción de LA NACION

Ana Frenkel (coreógrafa, fundadora de El Descueve) dirige rápidamente la sesión de fotos en el puerta del teatro El Cubo. Allí, justo donde una excavadora se topa con una montaña de adoquines y asfalto, los hermanos toman posición y alternan frente a la cámara rictus serio y risa grande. Arriba de todo se para Diego, el único varón, el mayor (músico, cantante de La Portuaria); y un escalón más abajo se acomoda Julia (economista y bailarina, en partes iguales). Hay que decirlo: en la risa está el mayor parecido físico de este clan de hermanos definitivamente expresivos que se completa con la pequeña Violeta (diseñadora), que aunque no está aquí junto al gigante maquinal ha hecho ya su colaboración. Sin ir más lejos, es la responsable de la gráfica de Pura cepa , la obra de danza teatro que se reestrena esta noche y que sirve de excusa para que los Frenkel se pongan a hablar de hermandad, coincidencias estéticas, búsquedas.

La relación (artística) entre Diego y Ana es bien conocida en el medio, sobre todo a partir de los 90, cuando ese magnífico grupo llamado El Descueve se puso a hacer de las suyas. Pero en verdad es anterior, se remonta a la época en que Ana era alumna del San Martín y Diego y sus amigos interrumpían el descanso sagrado del bailarín rockeando de madrugada en el cuarto de al lado. "Desde muy chico me interesó, más allá de trabajar en diversas bandas, colaborar con proyectos que no fueran estrictamente de rock o mis propias canciones. Y Ana fue uno de mis primeros vínculos para desarrollar esa parte mía en músicas para obras de teatro", reconoce Diego, curiosamente (o no) marido de Mayra Bonard, otra descueve .

Si bien los Frenkel generacionalmente más próximos (Diego y Ana cruzaron la barrera de los 40) enseguida se revelan en un lugar de admiración frente al otro y dicen cosas como "él es una invitación al profesionalismo con el arte", al cabo de un rato de charla se descubre que en esta familia las líneas de reconocimiento están trazadas en todas las direcciones. Empezando por papá Roberto, un melómano que le mostró a su primogénito mucha de la música que lo nutrió, conocido en la vida pública como un importante economista al que su hija

de 29 llama "maestro". A propósito de Julia, ella es una de las nenas que bailan en el videoclip de "El bar de la calle Rodney" que rodó La Portuaria en 1991. "En esa época teníamos enormes conversaciones sobre arte. Todavía estábamos muy en pañales en el mundo de lo digital y Julia se pasó una tarde en mi departamento hablando de la realidad virtual. Me deslumbré por su inteligencia y por su visión de futuro."

Ni cabernet ni malbec

Hay algo del estado nubloso que trae el vino en esta obra sensual y enérgica, que hoy comienza su segunda temporada. Pero sobre todo Pura cepa refiere a lo esencial de cada uno de los quince intérpretes que forman el Grupo Compo, surgido en un taller de composición a cargo de Ana. "El brillo que tiene cada persona cuando la dejan ser es muy potente", observa la directora del espectáculo, que en la misma sala tiene en cartel otro éxito, Sucio. Entre las mujeres frenéticas que en esta pieza tienen luz propia está Julia, que maneja la soga mejor que un cowboy. Y también participa Joe Spiro (curiosamente, o no, novio australiano de la joven Frenkel y discípulo del frontman de La Portuaria), quien canta aquello de Did you really want me/did you really need me en una escena de música en vivo que produjo, claro, Diego.

Ana: -Hay una afinidad entre nosotros que no sé si tienen todos los hermanos. Una vibra con lo artístico. A veces pienso ¿por qué me emociona tanto lo que hace Diego? ¿Por qué me emociona tanto verla bailar a Ju?

Julia: -Creo que el compromiso y la exigencia profesional con lo que uno hace es una característica común, incluso de nuestra cuarta hermana. Hay algo genético en esa búsqueda profunda.

Ana: -Somos un poco fanáticos, en el sentido de pasionales... Pero es raro hablar bien de uno, ¿no?

Para agendar

Pura cepa. Espectáculo de danza teatro con dirección de Ana Frenkel, por el Grupo Compo.

El Cubo. Zelaya 3053. Miércoles, a las 21. Entradas, 30 pesos.

Dos descueves

Aunque pareciera mentira que Carla Peterson pueda tener tiempo para algo más que Los exitosos Pells, con Griselda Siciliani ya preparan la obra que reunirá una vez más a los descueves Ana Frenkel y Carlos Casella. El estreno será en julio, en el Paseo La Plaza.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas