Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

A los 94 años, murió Sixto Palavecino

Espectáculos

El violinista y compositor falleció en la capital santiagueña a los 94 años; fue un ferviente defensor de la lengua quechua; padecía una fuerte neumonía

 
 

Santiago del Estero.- El violinista santiagueño Sixto Palavecino, una de las personalidades más influyentes del folclore nacional, falleció en la tarde de hoy, a las 17.50 en la capital santiagueña a los 94 años.

Sixto se encontraba internado en un sanatorio privado céntrico y su estado se fue deteriorando con el pasar de los últimos días, siendo este irreversible desde el mediodía de ayer, con lo que, según los médicos que lo atendían, solo quedaba esperar el deceso del "musiquero" santiagueño, tal como a él le gustaba llamarse.

Sixto nació el 15 de marzo de 1915, en una humilde vivienda de la localidad de Barrancas, en el Departamento Salavina, lugar en el que, aún hoy, sus pobladores hablan en quechua, lengua que Sixto defendió y difundió cada vez que pudo.

Desde los 10 años comenzó a tocar el violín, instrumento que lo acompañó hasta los últimos días de su vida, contabilizando hasta la fecha más de 300 composiciones propias, todas ellas piezas fundamentales del folclore argentino, tal como lo dicen los principales músicos del país.

La Callejera (Zamba)

Sixto fue un defensor a ultranza de su lengua originaria. Peleó desde la cultura, la música y las letras para que se la enseñe en las escuelas santiagueñas.

Una de sus últimas presentaciones en público, y quizás uno de los momentos más felices de su vida, fue hace unos años cuando en el Teatro 25 de Mayo de esta ciudad y junto a su amigo, al Jefe de Gabinete local Elías Suárez, uno de los impulsores del proyecto, presentó la traducción del Martín Fierro al quichua ante cientos de personas que lo aplaudieron de pie y emocionados por varios minutos.

El gobernador Gerardo Zamora, quien también cultivara una estrecha relación en los últimos años, se mostró muy emocionado por la partida de Sixto al decir que "Santiago pierde a un hombre emblemático de nuestra cultura y de nuestras tradiciones y pasa a ser a partir de ahora un icono de la santiagueñidad. Hasta el último momento él estuvo con una gran alegría y se lleva de este mundo el afecto. No tengo dudas de que el pueblo santiagueño lo va acompañar", afirmó el primer mandatario, quine puso a disposición el Teatro 25 de Mayo para su velatorio, gesto que fue bien visto y aceptado por la familia del músico

Fue objeto de innumerables homenajes en los últimos años, tanto del estado provincial, el Senado de la Nación, los músicos locales y nacionales y el público, que en cada festival lo ovacionaba cada vez que un conjunto o solista decía "voy a interpretar una de don Sixto".

León Gieco lo invitó a partipar de su material "De Ushuaia a la Quiaca", generando en ese mismo instante una química única entre los dos músicos, a tal punto que con el paso del tiempo se manifestaron como "grandes amigos". Así, Gieco participó de varios homenajes que se le hicieron en vida a Sixto.

Sus últimos días. Los últimos días del violinista transcurrieron rodeado de sus hijos y amigos, quienes en todo momento mantuvieron informados, mediante los medios locales, a los santiagueños sobre el estado de salud de Sixto, el cual se fue agravando a cada minuto.

Su hija, Aidee Palavecino, entregó una de las declaraciones más emotivas de los últimos momentos de Sixto, al decir que "estaba en un momento inconsciente y hablaba con mi madre que la perdí hace 13 años. Me emociona todo lo que él la sigue amando hasta su último momento. Está partiendo lentamente porque ama la vida y es así porque nos está preparando", comentó Aidee ya con la voz entrecortada y quebrada por el llanto.

Paradójicamente, hoy se cumplen 49 años del fallecimiento de otra figura bisagra del folclore argentino como lo es don Andrés Chazarreta, denominado "el Patriarca del Folclore", de quien el propio Sixto gravara algunas canciones y por quien profesara una gran admiración.

Teresa Castruonovo, una de las organizadoras de la denominada "Marcha de los Bombos", que se da todos los años para el aniversario de la capital santiagueña, afirmó que "en estas últimas horas llamaron una infinidad de artistas: Leandro Lovato, El Chaqueño Palavecino, Leon Gieco, Jorge Rojas, Cuti Carabajal, Julio Paz y Roberto Cantos".

Más adelante, Castruonovo contó que "ayer entramos todos a la habitación y le cantamos Ampisunaas Amorani y él tarareaba, movía los labios y los dedos. Fue muy emotivo".

Justamente, junto al Dúo Coplanacu, Sixto graboó hace algunos años una de las obras cumbres de don Andrés: El 180, un gato que relata en su última parte "dicen que las penas matan: yo digo que no es así; que si las penas mataran, ya me hubieran muerto a mí".

Horacio Banegas, una de las figuras más importantes del folclore santiagueño le dedicó la ya celebre Corazón Salavinero que dice "de un viejo violín sachero don Sixto quiso sacarle a Salavina su quichua pa´ cantar en cualquier parte".

Y así fue nomás, como Horacio Banegas dijo, don Sixto llevó el quichua por el mundo y ahora más allá también.

Palavecino en LA NACION
Julio, 2007. Una gran fiesta en Santiago del Estero
Marzo, 2006. Sixto Palavecino entre visitas y llamadas
Enero, 2005. "Hice todo lo que quería con mi violincito"
Junio, 2003. Homenaje a Sixto Palavecino

.

Por Leonel Alberto Rodríguez Corresponsal de Santiago del Estero
TEMAS DE HOYLa relación EE.UU. - CubaMariano BeneditMercosurMundial de ClubesElecciones 2015