Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Protegen edificios anteriores a 1942

Una ley impide demolerlos sin permiso; se creó una red de estacionamientos bajo tierra

Sábado 25 de abril de 2009
0

En la madruga de ayer, la Legislatura porteña finalmente aprobó una ley que protege a edificios construidos antes del 31 de diciembre de 1941 de eventuales demoliciones. Si alguna empresa constructora estuviera interesada en derrumbar un ejemplar incluido en ese rango histórico, deberá pedir permiso.

Esta normativa, impulsada por el diputado macrista Patricio Distéfano, regirá hasta que concluya 2010 y fue bien recibida por los vecinos interesados en conservar el patrimonio arquitectónico porteño.

Por otra parte, los legisladores también convirtieron en ley un proyecto de Sergio Abrevaya (Coalición Cívica), que crea una red de estacionamientos vecinales subterráneos distribuidos en los barrios para residentes, junto con otro expediente que promueve la construcción de playas disuasorias bajo tierra en la periferia, para que la gente deje su auto e ingrese en el centro en transporte público.

Respecto de la ley que protege a edificios antiguos, el texto aprobado establece que, antes de demoler una propiedad anterior al 31 de diciembre de 1941, debe solicitarse la autorización del Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales (CAAP).

Por una modificación al proyecto original, el consejo tendrá 45 días para expedirse. Si el CAAP determina que el inmueble no tiene valor patrimonial, o pasan más de 45 días, queda liberado de toda restricción.

En cambio, si dictamina que tiene valor patrimonial, se rechazará el pedido y se iniciará el trámite de catalogación del edificio. "Esta ley responde al reclamo de miles de vecinos y de muchas ONG, y pretende saldar una deuda histórica de la ciudad con su patrimonio. Es importante destacar que fue aprobada por unanimidad de los presentes y con apoyo de todos los bloques", dijo Distéfano a LA NACION.

Playas disuasorias

La Legislatura también sancionó la creación del sistema de estacionamientos subterráneos, de carácter disuasorio. Autoriza la disposición del subsuelo en Cabildo y Manuela Pedraza; Chorroarín y Triunvirato; Roosevelt y Triunvirato; Libertador y Olleros, 9 de Julio y San Juan, Rivadavia y Nazca; Sáenz y vías del Belgrano Sur; el área de la Facultad de Derecho; Santa Fe y Godoy Cruz, y las plazas Agustín P. Justo, Martín Fierro y Vuelta de Obligado, junto con los parques España y Patricios.

También fue creado anoche el Sistema de Estacionamientos Vecinales Subterráneos (SEV), que pretende solucionar la necesidad de plazas para estacionar en varios barrios en los que existe concentración de edificios de viviendas, sin la previsión de espacio para dejar los automóviles de sus ocupantes. La norma determina una veintena de ubicaciones para estas playas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas