Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La mitad de los habitantes de la villa 31 son extranjeros

La mayoría es de Paraguay; del total, el 70 por ciento tiene casa propia

SEGUIR
LA NACION
Sábado 25 de abril de 2009
0

Más de la mitad de los habitantes de las villas 31 y 31 bis son extranjeros. Según datos del censo que realizó el gobierno porteño en el asentamiento, el 50,6% de las 26.270 personas que viven en esa zona de Retiro nacieron en otros países.

El grupo más numeroso es el conformado por los ciudadanos paraguayos, que representan el 23,9% de los habitantes, seguidos por los bolivianos (16,6%) y los peruanos (9,8%). El resto de los habitantes nacieron en la ciudad de Buenos Aires (29,6%); en la provincia de Buenos Aires (4,6%), y en otros distritos, el 14,7 por ciento.

El relevamiento que el gobierno realizó a principios de este mes apunta a conocer la situación habitacional de los residentes de la villa para comenzar a trabajar en un plan de urbanización.

"Los datos procesados son los que esperábamos en términos de composición poblacional. Posiblemente se ha incrementado en los últimos años la composición extranjera. Esto tiene que ver con las políticas migratorias que se aplicaron", explicó a LA NACION Juan Pablo Piccardo, ministro de Ambiente y Espacio Público porteño.

La información oficial, difundida ayer, también muestra el destino de las viviendas que fueron relevadas durante el fin de semana en que se realizó el censo habitacional: el 70% de las personas tiene casa propia, y un 20% alquila o presta la vivienda.

"También se nota un aumento de la vivienda destinada al alquiler", agregó Piccardo, al comparar los datos del censo 2001. Según aquel relevamiento, hace ocho años los habitantes de la villa eran 12.204.

Desde 2001, entraron 11 familias por semana a los dos asentamientos. "Lo más importante hoy es detener el crecimiento. Además de decir que se duplicó la cantidad de gente, hay que destacar que empeoró la calidad de vida. El doble de gente vive en las mismas 15 hectáreas", dijo el funcionario.

Anteayer, un grupo de personas de la villa 31 cortó una bajada de la autopista Illia en demanda de subsidios y para que no se demuelan las casas inestables del asentamiento. Sobre eso, el funcionario destacó el trabajo que realizan el ministerio que él dirige y el área de Desarrollo Social.

"Una vez por mes, nos reunimos con los delegados [de la villa] y estamos trabajando para delinear un programa de urbanización. Serán necesarios muchos estudios técnicos, incluidos los de impacto ambiental", sostuvo Piccardo.

"La mayoría de la gente está trabajando muy comprometida en mejorar la realidad del lugar. Pero hay otra que trabaja con el sistema clientelista. Una de las cosas que definimos en la última reunión fue avanzar en las elecciones de delegados del lugar", dijo el funcionario.

Demolición

Aunque existieron versiones periodísticas sobre la demolición de diez casas que estarían en peligro de derrumbe, el ministro lo negó: "Si se determina que hay emergencia, plantearemos el problema y discutiremos con las personas afectadas, pero no va a haber ninguna acción intempestiva. Por el momento, no se ha tomado esa determinación".

El crecimiento de las villas desde 2001 no sólo se produjo en las 31 y 31 bis. Según datos oficiales, ese año, unas 100.000 personas vivían en los 14 asentamientos reconocidos por el gobierno porteño.

A mediados de 2007, un informe de la Defensoría del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires estimó en 150.000 la población en barrios de emergencia.

El año pasado, el número estimado en los despachos oficiales osciló entre 195.000 y 235.000, según cifras proporcionadas por diferentes instituciones públicas y por particulares.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas